La defensa del futuro de la generación eléctrica a través del carbón, la disposición de las empresas a realizar un esfuerzo si descienden las ayudas aunque no hasta la propuesta presupuestaria, la garantía de un volumen de toneladas anuales a extraer, trabajar en un horizonte a largo plazo a través de la planificación fueron algunas de las cuestiones planteadas esta tarde al consejero Aliaga.

El consejero de Industria e Innovación del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, se reunió en la tarde de ayer con representantes de las cuatro empresas del sector del carbón que operan en la Comunidad Autónoma para conocer de primera mano los efectos que sobre los balances de las empresas supondrían los distintos escenarios presupuestarios en relación con los cupos de extracción establecidos para cada empresa.

Defendió el consejero la ineludible vía del diálogo. “Alguien tiene que sentarse a hablar para salir de esta situación de incertidumbre, de impasse muy complicada y de indefinición, incluso de problemas de suministro y acopio a las centrales que queman el carbón”.

A la reunión acudieron representantes de ENDESA, SAMCA, Compañía General Minera y Carbonífera del Ebro (Mequinenza).

En la actualidad existen en Aragón 6 explotaciones de carbón a cielo abierto, ubicadas en los términos municipales de Ariño, Estercuel, Foz-Calanda, Cañizar del Olivar, Camañas y Berge, que dan empleo a 229 trabajadores mineros. Asimismo, Aragón cuenta con 2 minas de carbón subterráneas, en Ariño y Mequinenza, que dan empleo a otros 320 trabajadores.

En el conjunto del país se produjeron el pasado alrededor de 8,5 millones de toneladas de carbón, de las que 2,6 millones, un 30% aproximadamente, tuvieron su origen en las explotaciones aragonesas. El empleo aragonés, con 539 trabajadores, apenas representa un 10% del total nacional.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de