Gas Natural ha puesto en marcha la primera planta de refrigeración solar de sus características de Europa en la Escuela Superior de Ingenieros de Sevilla, lo que ha supuesto una inversión de 1,3 millones de euros, con una aportación del 40 por ciento de la Corporación Tecnológica de Andalucía (CTA).

Según indicó en rueda de prensa la secretaria general de Desarrollo Industrial y Energético de la Junta, Isabel de Haro, la importancia de la instalación radica en la aportación de soluciones al problema del gasto energético en la región. Así, el sistema da cobertura al incremento de energía en verano proporcionando una mayor potencia ante el aumento de horas de sol en dichas fechas.

La planta, de 350 metros cuadrados e instalada en la azotea de la escuela, utiliza un sistema híbrido de gas natural y energía solar, a través de 176 espejos y un tubo absorbedor, para cubrir el consumo del edificio de calefacción y refrigeración.

De este modo, aporta un tercio de la potencia frigorífica en verano, estimada en 500 kilovatios (kW), pudiendo cubrir la demanda total de calor del edificio en invierno o hasta un 50 por ciento en los meses más fríos.

En este sentido, De Haro añadió que el sistema abre "unas perspectivas enormes" al sector terciario para el uso de este tipo de tecnología que en principio "supone unas inversiones más altas, pero que son amortizadas debido al ahorro que realizan". También, se mencionó la posibilidad de uso en hospitales, colegios o centros de asistencia primaria, entre otros.

Además, de los 1,3 millones de euros de inversión, alrededor de 725.000 pertenecen a equipos, unas cifras que se rebajarán en los próximos años ante la fabricación en serie de los dispositivos, ya que el instalado en Sevilla es el primero de su categoría, sólo comparable a la tecnología similar instalada en una planta en Israel y otra en Sabadell (Barcelona).

Esta tecnología ha sido desarrollada a través de un proyecto de CTA, que comenzó en 2006, presentado por Gas Natural y en el que han participado los grupos de investigación de Termotecnia y de Ingeniería de Sistemas de la escuela. Estos grupos tienen un peso del 30 por ciento en la investigación, doblando el mínimo exigido por CTA para la financiación de los proyectos.

El sistema puesto en marcha hoy, pendiente de su fase de implementación de resultados y difusión, prevé estar en el mercado en 2009, fecha de finalización del proyecto en la que Gas Natural cederá la planta a la Universidad de Sevilla.

Apuesta por la hibridación y el sol

Por su parte, el director de Ingeniería y Tecnología del Grupo Gas Natural, Juan Puertas, destacó la importancia de hibridar distintas fuentes de energía para ser "más eficientes".

En este sentido, apostó por el uso de una fuente de energía tradicional, en este caso, el gas natural, de forma conjunta con las renovables, declinándose por la energía solar.

Puertas señaló que la hibridación es "la mejor receta" para vivir los próximos 20 o 30 años, hasta la puesta en marcha de otra fuente de energía más eficiente y que permitan un suministro seguro, mencionando el posible uso de la nuclear.

Sin embargo, el directivo subrayó la importancia de la energía solar que "en diez o 15 años será más importante que la eólica, encontrándose ya en su fase de despegue".



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de