Hernández declaró que desde la Secretaría General de Calidad y Evaluación Ambiental, dependiente de la consellería, se procedió a valorar las posibles aficiones de este proyecto a través de la evaluación de impacto ambiental.

Medio Ambiente garantiza el máximo rigor y la máxima exigencia en el control ambiental de la extracción de Corcoesto. El órgano ambiental de la Xunta de Galicia velará para que el proyecto de la mina sea respetuoso con el medio natural, con el máximo control y garantía jurídicas plenas.

Este procedimiento tiene en cuenta todos aquellos aspectos que de alguna manera puedan suponer aficiones sobre cualquiera de las componentes de en medio y de la salud humana, y recoge las medidas correctoras y compensatorias que se deben tomar para la correcta ejecución y explotación de la misma.

Entre las medidas que se adoptarán a nivel ambiental, cabe destacar el deber de adecuar las zonas afectadas para que puedan recuperar sus usos tradicionales tras el cese de la explotación, y el acondicionamiento de las balsas de decantación de escorregamento superficial como humedales para el establecimiento de anfibios. Además, se restaurará las superficies mediante especies autóctonas y se participará en actuaciones de mejora del estado ecológico del Río Anllóns.

Hernández también señaló que entre las medidas contemplara la colaboración de la empresa con las administraciones, la financiación de campañas de limpieza y gestión de los residuos de las escombreras ilegales localizados en el área de la explotación minera, la contratación de empresas y personal de la zona, así como la cesión pública de los terrenos de la explotación minera para su aprovechamiento agroganadero, forestal y lúdico, una vez restaurados.

Destacó que en este proyecto de explotación de la mina de Corcoesto incorporará la denominada “minería de transferencia” que establece la abertura y cierre sucesivos de los huecos de la explotación, garantizando una perfecta integración paisajística. Hernández señaló que en este aspecto sólo quedaría sin llenar el hueco final, formando un lago de manera controlada.

Además, la Xunta, cumpliendo la Ley de ordenación de la minería en Galicia, establece dentro de las medida un deber legal a la promotora que obtenga finalmente la autorización debiendo suscribir un seguro de responsabilidad civil para afrontar daños eventuales

Máxima transparencia

El conselleiro de Medio Ambiente recordó que se trata de un procedimiento que cuenta con la mayor transparencia, con una declaración que se encuentra a disposición de toda la sociedad a través de la página web de la Consellería.

Durante un período de 30 días entre mayo y junio del 2012, el proyecto fue sometido a información pública, en el que se recibieron 77 alegaciones que se tuvieron en cuenta junto a los diversos informes técnicos y consultas que fueron solicitados, desde la consellería de Medio Ambiente, la diferentes departamentos de la Xunta de Galicia, administraciones locales y público interesado como son las organizaciones ecologistas.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de