La geotermia profunda trata de aprovechar el calor producido por las profundidades de  la tierra para dos fines. Por un lado la captación de calor para su distribución en redes de distrito, para lo cual se buscan yacimientos de entre 80 y 100º C. Y para la producción de energía eléctrica, a través de yacimientos con temperaturas superiores a los 100-150ºC, que calientan el agua circulante de tal manera que se convierte en vapor que mueve unas turbinas mediante las cuales se genera la electricidad.

La geotermia profunda, como fuente energética, no queda por tanto limitada a las zonas volcánicas ni a acuíferos termales, sino que es también aplicable en cualquier tipo de terreno, como puede ser el de España, realizando perforaciones típicamente entre 3.000 y 5.000 metros de profundidad.

La geotermia es un recurso energético inagotable, limpio y respetuoso con el medio ambiente. Una fuente de energía emergente que a día de hoy se encuentra aún en fase de desarrollo en España. A las aplicaciones ya conocidas de uso de la geotermia para aplicaciones en el campo de la climatización y aporte de agua caliente sanitaria  a través de bombas de calor geotérmicas, hay que añadir por tanto el potencial de la geotermia profunda.

La empresa Energía Geotérmica, gracias a un acuerdo con una compañía alemana, se ha posicionado para participar en todos los proyectos que se desarrollen en España, tanto de calefacción de distrito, como para realizar la primera planta eléctrica procedente de la geotermia profunda en nuestro país. E introducir en España esta tecnología y desarrollar este tipo de plantas que en Alemania ya están en funcionamiento.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de