La Delegación Provincial de Medio Ambiente de la Junta Andalucía ha organizado, junto a la Fundación Migres, un curso pionero a nivel nacional para mejorar la formación del personal que realiza las labores de vigilancia ambiental en los parques eólicos de la provincia de Cádiz. El curso, que se celebra en los municipios de Tarifa y El Puerto de Santa María durante ayer y hoy, cuenta con la colaboración de la Asociación Eólica de Tarifa y Acciona Energía.

El objetivo es mejorar la formación de los vigilantes de los parques eólicos para que puedan minimizar los riesgos de colisión de las aves contra los aerogeneradores y además aumentar la eficacia de su trabajo, gracias al cual se obtiene información detallada de las incidencias diarias en los parques eólicos. La delegada provincial de Medio Ambiente, Silvia López, ha destacado que “el incremento de la vigilancia ambiental es, junto a la eliminación de carroña y la parada selectiva de molinos, uno de los factores que han determinado un descenso de más del 40% en la mortandad de buitres leonados en los parques de la Asociación Eólica de Tarifa”.

Con esta iniciativa se pretende además crear un foro de encuentro e intercambio de experiencias y conocimientos para los profesionales de la vigilancia ambiental de los parques eólicos. Las charlas serán impartidas por técnicos de la Delegación de Medio ambiente, de la Fundación Migres y del Centro de Recuperación de Especies Amenazadas (CREA) de El Puerto de Santa María.

El curso consta de tres módulos. En el primero de ellos se trata la situación actual de los parques eólicos en la provincia y su impacto medioambiental; en el segundo módulo se abordan temas prácticos de identificación de especies de aves y murciélagos que más frecuentemente se observan en los parques eólicos de la provincia; y el tercer bloque está dedicado al manejo y primeros auxilios de aves heridas.

Eliminar la carroña

La Consejería de Medio Ambiente ha puesto en marcha una serie de medidas destinadas a evitar que las aves colisionen contra los aerogeneradores. Así, además de la red de vigilantes, en la que también participan agentes de medio ambiente, y las paradas de determinados aerogeneradores, se presta especial atención a la eliminación de carroña, ya que el 59,4% de las colisiones de los buitres con aerogeneradores se producen por este motivo.

Silvia López ha subrayado “la importancia de trabajar para la eliminación rápida y eficaz de la carroña en el campo, ya que la presencia de ésta en los alrededores de los aerogeneradores hace que aumente la mortandad de aves que acuden a la zona para alimentarse”. En este sentido, la Consejería de Medio Ambiente trabaja en la puesta en marcha de los mecanismos que impidan el abandono de cadáveres en el campo.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de