FUENTE: PIXABAY

El Gobierno español remitirá una propuesta a la Comisión Europea (CE) con el objetivo de abaratar los precios de la luz y reducir la volatilidad del mercado eléctrico europeo. Al mismo tiempo, esta propuesta de reforma integral del mercado eléctrico europeo, aprobada este martes en el Consejo de Ministros, evoluciona en el proceso de descarbonización, garantizando la seguridad de suministro y repartiendo los costes de una manera más justa entre productores y consumidores.

El foco del problema del mercado eléctrico europeo actual radica en cómo está organizado, ya que en España puede llegar a depender en gran medida de una sola materia prima como es el gas. Esta consecuencia supone que los precios de la luz puedan llegar a dispararse hasta precios muy elevados solo porque el precio del gas también se ha disparado.

La Unión Europea (UE) tiene que evaluar cómo se podría modificar el mercado eléctrico, adecuando de manera correcta la necesidades respecto a la realidad eléctrica que vive la población europea a día de hoy. El mercado eléctrico actual fue diseñado a finales de los años 90, hace ya la friolera de tres décadas. Actualmente, urge cada día más la necesidad de una reforma integral del mercado eléctrico europeo con el objetivo principal de reducir el precio de la luz.

La necesidad de seguridad energética que hemos sufrido con la crisis energética de la invasión de Ucrania por parte de Rusia pone el foco en la necesidad de evaluar cuál sería la correcta estructura de un mercado eléctrico. Dicha estructura debe responder a una correcta integración de las energías renovables, además de garantizar la seguridad de suministro y la necesidad de inversión en nuevas tecnologías que necesitamos para progresar en materia de transición energética.

Propuesta de reforma integral del mercado eléctrico europeo

España es el primer país europeo que ha enviado a Bruselas una propuesta de reforma integral del mercado eléctrico europeo. El Gobierno español tiene la esperanza de que esta propuesta se resuelva de manera satisfactoria para finales del año 2024.

Teresa Ribera, vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, dijo lo siguiente sobre esta propuesta en el Consejo de Ministros:

Hemos querido plantear una propuesta para dar señales de presente y de futuro, además de ofrecer contratos a plazo de energía de los que el sistema eléctrico pueda beneficiarse de esa estabilidad en los precios y que eso redunde en precios medios más bajos a corto plazo.Teresa Ribera

Respecto a las energías renovables, continuó su intervención diciendo lo siguiente:

En esa propuesta en la que ya está trabajando la Comisión Europea y que nos presentará en el mes de marzo, pedimos un sistema eléctrico donde el peso de las energías renovables sea cada vez mayor. Debe estar vinculado a la evolución del sistema eléctrico actual en beneficio de los consumidores e inversores de energías renovables para garantizar un sistema flexible, pero seguro.Teresa Ribera
FUENTE: PIXABAY

La propuesta, adaptada a las necesidades de cada país o región europea, tiene como objetivo principal dar un giro al sistema eléctrico actual, solucionando los problemas de diseño actual de los mercados eléctricos europeos y españoles.

Los principales de diseño de los mercados eléctricos actuales son:

  • Beneficios extraordinarios en las tecnologías no contestables.
  • Escaso peso de los mercados a plazo.
  • Precios elevados que no reflejan los bajos costes de las energías renovables.
  • Señales inadecuadas para orientar la inversión.

La importancia de fomentar la estabilidad de los mercados y las contrataciones a largo plazo

La reforma del mercado eléctrico es uno de los grandes retos inmediatos de la Unión Europea (UE), donde Bruselas tiene previsto difundir sus propuestas antes de finales de marzo. El Gobierno español apuesta por un mercado eléctrico elaborado a largo plazo, que permitirá aportar mayor estabilidad, a diferencia de los planes que ofrecen los actuales mercados de futuros.

Dicha estabilidad se establecerá mediante subastas y contratos por diferencias con los generadores de renovables (solar, eólica, hidráulica…), que percibirán un precio fijo durante toda la vida útil de las instalaciones, de un modo similar al sistema aplicado en España.

Respecto a los mercados de capacidad, los contratos por diferencias a largo plazo se complementan con el desarrollo de mercados de capacidad que retribuyan a las instalaciones de generación y de almacenamiento, o a la gestión de la demanda, por estar disponibles y garantizar el suministro.

Para que esta propuesta de reforma integral del mercado eléctrico europeo se lleve a cabo de manera satisfactoria, es necesario modificar la normativa europea. España y Portugal, países pertenecientes a la Península Ibérica, proponen extender el Mecanismo Ibérico para seguir protegiendo a los consumidores del ineficiente diseño actual del mercado eléctrico.

Fuentes: Redacción Ambientum, BUSINESS INSIDER, EL PAÍS, ESEficiencia, MITECO



0 0 votes
Article Rating
Suscribir
Notificar de
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments