Energía solar

Las centrales de energía solar fotovoltaica en funcionamiento actualmente en todo el mundo suman un total de 390 GW (gigavatios) de potencia instalada. La previsión de la Agencia Internacional de la Energía es que en 2020 la potencia instalada en esta fuente renovable alcanzará los 424 GW.

En España, la potencia instalada conectada a red de tecnología solar fotovoltaica ascendía a 4,67 GW (4.677 MW ) a finales del año 2016.

Estas cifras pueden quedar totalmente pulverizadas si se lleva a cabo un megaproyecto anunciado el martes 27 de marzo en Nueva York (Estados Unidos) por representantes de la multinacional japonesa SoftBank Group Corp/Vision Fund y el gobierno de Arabia Saudí.

El principio de acuerdo firmado por Massyoshi Son, director ejecutivo de SoftBank, y Mohammed bin Salman, príncipe heredero de Arabia Saudí, prevé la construcción de un complejo de centrales fotovoltaicas que sumarian un total de 200 GW de potencia instalada.

El proyecto indica que este objetivo podría alcanzarse el año 2030 y requería una inversión de unos 160.000 millones de euros.

Arabia Saudí pretende con este proyecto -que se enmarca en la iniciativa Vision 2030- avanzar hacia una economía menos dependiente del petroleo, apostando por una fuente renovable que hasta ahora se presentaba como uno de los principales competidores de los hidrocarburos.

Proyecto

El proyecto presentado en Nueva York es sin duda la iniciativa de energía solar fotovoltaica más ambiciosa conocida hasta la fecha, tan ambiciosa que algunos expertos en energía e inversiones consideran que será muy difícil de llevar a la práctica en el plazo establecido.

La fase inicial del proyecto contempla la construcción de una central fotovoltaica de 7,2 GW de potencia instalada y una inversión de 4.500 millones de euros.

Refiriéndose al nuevo proyecto solar, el director ejecutivo de SoftBank ha explicado que, ”estas dos visiones se han unido para crear energía renovable limpia, sostenible, de bajo costo y productiva, el Reino de Arabia Saudí tiene un gran sol, un gran tamaño de tierra disponible y excelentes ingenieros”.

Además de la complejidad de construir centrales de energía solar con 200 GW de potencia, los ingenieros deberán solucionar el problema del almacenamiento de esta energía y su distribución a otros países, que requiere de sistemas avanzados de baterías y potentes redes de conexión eléctrica de alta tensión.

Fuente: La Vanguardia / JOAQUIM ELCACHO,