Los parques eólicos españoles suministran gran parte de la energía del país, mientras que en Gran Bretaña, a pesar de la crisis energética global, se resiste a seguir el ejemplo.

Los postes productores de energía salen rentables. Un sábado de viento, a finales de marzo, los parquees eólicos esparcidos en las cumbres de las colinas y en las dunas cercanas a la costa española produjeron el 40,8 por ciento de la electricidad necesaria para el país -9.862 megavatios para ser exactos.

Las turbinas, que tantas burlas han suscitado, producen suficiente voltaje para suministrar energía a las grandes ciudades de Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia, Toledo, Córdoba, Granada, Santander, Bilbao y Zaragoza juntas.

Los años de esfuerzo del Gobierno han merecido la pena. España es una superpotencia en la carrera eólica, con 15.000 Mw de capacidad.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de