El Hierro es una isla autosuficiente en materia energética

La menor de las Canarias es un ejemplo para todo el mundo de que es posible la utopía del autoabastecimiento de un territorio solo con energías renovables. El 15 de febrero, el sistema de generación de la Central Hidroeólica de Gorona del Viento batió un nuevo récord al abastecer a todos los habitantes de El Hierro de su consumo eléctrico por segundo día consecutivo. La gesta ha convertido a la isla del Meridiano Cero en un laboratorio a escala real de autosuficiencia energética sostenible y, por lo tanto, en Meca de las energías renovables.

Diecisiete millones de europeos y 600 millones de personas en todo el mundo viven en islas y todos tienen en El Hierro un referente de lo que debe ser el futuro energético. Treinta y tres años después de que un grupo de ingenieros acariciaran lo que entonces se antojaba como una idea fantástica, la isla ofrece en la actualidad una alternativa energética integral clara y un ejemplo mundial de buenas prácticas en políticas de sostenibilidad, al demostrar por primera vez que un territorio aislado que no tiene red eléctrica conectada con el continente u otra isla, logra autoabastecerse de electricidad a partir de fuentes limpias.

El diésel, último recurso

La combinación del viento y el agua ha logrado sustituir la combustión de toneladas de diésel que llegan por barco a la única central térmica de El Hierro, puesto que la isla es un territorio energéticamente aislado. Gracias a la central hidroeólica, solo se recurrirá a la combustión de diésel en momentos de emergencia, lo que contribuye mejorar el esplendor de la naturaleza de esta isla que ya fue reconocida desde el año 2000 como Reserva de la Biosfera por la Unesco.

En diciembre del año pasado, El Hierro fue incluida en la red mundial de Geoparques, también por la Unesco, un año después de integrarse en la red europea. La isla atesora seis áreas naturales protegidas (ANP) que cubren el 60% de los 278 kilómetros cuadrados de su territorio, incluyendo la reserva marina integral del Mar de Las Calmas.

La Central Hidroeólica de El Hierro, que opera normalmente desde junio de 2015, constituye un sistema de autoabastecimiento energético basado en un parque eólico con cinco aerogeneradores de última generación instalados en una ladera y una central hidroeléctrica. El viento conecta energía a la red eléctrica y con el excedente, bombea agua a dos depósitos, uno situado en la cima de la montaña y el otro junto al mar, con el fin de que cuando no soplan los alisios, es la central hidroeléctrica la que entra en funcionamiento al caer el agua por una tubería de tres kilómetros de longitud. Por la noche, cuando cae el consumo eléctrico, la energía que sigue produciendo el viento se utiliza para alimentar las tres desaladoras repartidas por la isla con las que se obtiene el agua potable para sus habitantes, lo que supone otro ejemplo de autosuficiencia. Sin viento, es posible abastecer la isla cuatro días. Llegado ese plazo, hay que quemar diésel.

Abastece el 80% de la energía

La central es capaz de abastecer el 80 por ciento de las necesidades energéticas de la isla. La demanda eléctrica anual de la isla del Meridiano es de 35GWh, con una punta diaria que ronda los siete megavatios.

La potencia instalada en el parque eólico de la Central Hidroeólica es de 11,5 megavatios y tiene una producción equivalente de 2.900 horas. La demanda eléctrica de la menor de las Canarias se ve satisfecha durante buena parte de las jornadas por la producción directa del parque eólico y la energía almacenada en forma de agua en las horas de excedente y que posteriormente se convertiría en energía hidráulica.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de