El 53 por ciento de la energía que actualmente se produce en Castilla-La Mancha procede de fuentes de energía renovable (eólica, solar, fotovoltaica y biomasa), por lo que " estamos en condiciones de cumplir el compromiso adquirido por el presidente Barreda de que en 2012 el cien por cien sea no contaminante".

Así lo puso de manifiesto la nueva titular de la consejería de Industria, Energía y Medio Ambiente, Paula Fernández Pareja, a preguntas de los periodistas durante su primera comparecencia ante la prensa para presentar el Anuario Energético de Castilla-La Mancha de 2007.

"Con los proyectos en marcha, el Gobierno Regional está en condiciones de alcanzar ese compromiso", dijo la nueva titular de Industria, quien entre los datos ofrecidos quiso destacar que la producción de energía solar fotovoltaica ha aumentado en el último año un 671 por ciento, es decir, que se ha multiplicado por ocho. Además de ser "pionera" en producción de energía alternativa, Castilla-La Mancha produce casi el triple de la energía que consume. Así mientras que el consumo de energía en la región supone el 4,65 por ciento del total nacional, en la comunidad se genera el 11,37 de toda España.

Entre los objetivos fijados para su gestión, Fernández se refirió a seguir reduciendo la dependencia del petróleo y del gas natural y por tanto, la emisión de gases contaminantes a la atmósfera, que son los culpables del cambio climático.

Mejorar la calidad en el suministro eléctrico es otro de los retos y en este sentido anunció que su departamento va a destinar hasta el 2010 cien millones de euros en infraestructuras para mejorar la calidad del suministro eléctrico, lo que supondrá el ahorro de 122.000 toneladas equivalentes de petróleo.

Seguir aumentando en eficiencia energética (consumir menos y mejor) es otro de los retos al que nos enfrentamos y en el que Castilla-La Mancha está muy bien posicionada, dijo Fernández. En este sentido dijo que hay en marcha y hasta el 2012, en colaboración con el Instituto para la Diversificación y el Ahorro Energético (IDAE), una línea de ayuda específica para que las empresas mejoren su eficiencia energética y que tiene un montante de ochenta millones de euros.

Otro de los pilares que marcarán la actuación de su departamento será la inversión en innovación e investigación para seguir fomentando la producción de energías renovables para lo cual se han creado el Instituto de Energía Solar Fotovoltaica o el Centro de Investigación del Hidrógeno.

Sobre las críticas que ha generado entre los productores la futura normativa que prepara el Ministerio de Industria sobre la energía solar fotovoltaica, la consejera dijo que se trata de un borrador y que se trabaja para que a Castilla-La Mancha se le aumente la potencia instalada en el texto provisional.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de