El Ministerio de Industria, Turismo y Comercio contará con un presupuesto “más austero” de 8.000 millones de euros para el año 2009, destinados a priorizar la recuperación económica, modernizar el tejido productivo y el ahorro energético, según indicó ayer en rueda de prensa el titular de la cartera, Miguel Sebastián.

Estos presupuestos suponen un descenso del 2,55% en los gastos corrientes del Ministerio y una disminución del 11,63% del presupuesto de Servicios Generales.

“Es un presupuesto austero y riguroso y nuestro trabajo es priorizar. Se trata de unos presupuestos que permiten avanzar hacia la recuperación, apoyando a los sectores que crean más empleo y que apuestan por la modernización del tejido productivo y por el crecimiento a largo plazo”, indicó Sebastián.

Así, el desarrollo industrial será la principal partida del presupuesto, con un total de 3.275 millones de euros dirigidos a apoyar a sectores estratégicos como la automoción, el aeronáutico, espacial, así como a la reconversión y reindustrialización y al apoyo a las pymes.

Dentro de este apartado figura como principal novedad el Plan Vive de vehículos, destinado a promover el rejuvenecimiento del parque automovilístico con fines medioambientales, de seguridad vial, ahorro energético y política industrial, que contará con 500 millones de euros. “El automóvil es un sector estratégico dentro del desarrollo industrial de nuestro país”, subrayó Sebastián.

Otra de las partidas más importantes será la destinada a la promoción y desarrollo del sector turístico, con un total de 769 millones de euros, en un programa calificado por el titular de Industria de “muy ambicioso”.

Dentro del impulso al sector turístico figura el Plan Renove de Infraestructuras Turísticas, con un total de 400 millones de euros para el impulso de la rehabilitación de las instalaciones turísticas de hostelería y alojamiento. “El turismo tiene que seguir mejorando y por eso se busca esa competitividad a largo plazo, pero que va a crear también empleo a corto plazo con este plan. Es el momento para hacer este Plan Renove”, indicó.

Más de 1.620 millonnes al desarrollo y eficiencia energética

El desarrollo y eficiencia energética contará con una partida presupuestaria de 1.621 millones de euros, en un capítulo que incluye también la explotación y el desarrollo alternativo de las cuencas mineras.

Así, dentro de ese objetivo de priorizar en la política energética la eficiencia, la lucha contra el cambio climático y la búsqueda de un modelo energético más sostenible se destinará un presupuesto de 115 millones de euros.

Por su parte, la Sociedad de la Información y las TIC contarán con una inversión de 1.512 millones de euros para su desarrollo y el impulso de de la innovación tecnológica de las telecomunicaciones.

Dentro de esta partida, el Plan Avanza 2, destinado a contribuir a la recuperación económica a través de las TIC incrementando la competitividad y la productividad, contará con 1.470 millones de euros que también tendrán su “impacto directo a corto plazo” en la economía a través de la creación de empleo, según destacó Sebastián.

Otro aspecto que el Ministerio pretende potenciar es la promoción del comercio y su internacionalización, para el que contará con una partida total de 670 millones de euros.

Dentro de esta área destaca las nuevas líneas para potenciar el sector exterior de la economía española (Plan Made in Spain-Made in Spain, nueva línea de préstamos a la internacionalización), con 45 millones, así como un plan de mejora a la productividad y competitividad en el comercio interior (18 millones de euros).



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de