Las explotaciones petrolíferas promovidas por el consorcio industrial germano-australiano liderado por Repsol, con el apoyo el Gobierno de España, suponen un factor de enorme riesgo para los valores ambientales, turísticos y sociales del archipiélago canario. La industria petrolífera en aguas cercanas a Canarias no puede garantizar en ningún caso, por muy moderna tecnología que se aplique en los procesos de prospección y de explotación, la seguridad íntegra de las operaciones, hecho que es reconocido por la propia industria petrolera.

En este sentido, al margen de los impactos ambientales y sistemáticas contaminaciones operacionales habitualmente aparejadas a este tipo de actividad industrial en alta mar, cabe incidir en las consecuencias de índole catastrófica que podría suponer para Canarias un accidente de envergadura, tanto para su exclusiva y frágil naturaleza marina, como desde el punto de vista social y económico. A este respecto, Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife y WWF España manifiestan públicamente su más profundo rechazo a este proyecto, que choca frontalmente con el modelo económico y energético sostenible por el que apuesta la inmensa mayoría de la sociedad canaria.

Las cinco organizaciones quieren respaldar con su presencia la importante movilización que desde la sociedad civil y desde sus instituciones públicas se viene realizando desde hace más de un año para frenar el proyecto petrolífero en aguas profundas frente a las costas orientales de Lanzarote y Fuerteventura, y animar a que este rechazo se incremente hasta lograr la suspensión definitiva del proyecto en Canarias.

Para ello, ayer las cinco ONG se reunieron con representantes del Gobierno de Canarias y con los presidentes de los Cabildos Insulares de Lanzarote y Fuerteventura, así como con los diferentes grupos políticos con representación en el máximo órgano de gobierno de Lanzarote. Asimismo, se celebró una mesa redonda abierta al público titulada: “Crisis, empleo, medioambiente y prospecciones petrolíferas. La importancia del movimiento ciudadano”, en la Sala de Conferencias de la Fundación César Manrique, en su sede de Taro de Tahíche (Lanzarote).



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de