Los días de calor comienzan a llegar a su fin y el verano se despide de nosotros en apenas una semana. Es momento de poner a punto las calderas y circuitos de calefacción antes de que comiencen a funcionar. En este artículo repasamos algunas de las cosas que puedes hacer para que las instalaciones estén correctamente preparadas.

En primer lugar, el final del verano y principio del otoño es el momento idóneo para revisar y llevar a cabo la limpieza de nuestra caldera. Del mismo modo, también es recomendable llevar a cabo un análisis de combustión para comprobar dos cosas: que esta sea correcta y que la evacuación de los gases también se realice de forma adecuada. Con todo ello nos aseguraremos del buen funcionamiento de nuestra instalación.

Realizar una revisión previa del circuito de calefacción

Por otro lado, también es importante realizar una revisión previa al encendido del circuito de calefacción. En esta revisión es conveniente vigilar el correcto funcionamiento tanto de las válvulas como de las llaves de los radiadores, ya que así se pueden detectar fugas, ruidos molestos u otro tipo de problemas. Para garantizar que la revisión puede llevarse a cabo, es recomendable comunicar a la empresa mantenedora cualquier problema que haya podido aparecer en el sistema cuando no ha estado en funcionamiento.

Sustituir calderas no eficientes

Actualmente, existen líneas de ayudas para la sustitución de calderas no eficientes, por lo que es una buena ida consultar en nuestro ayuntamiento o comunidad autónoma si podemos ser beneficiarios de las mismas.

Por ejemplo, en Madrid, actualmente están en vigor el Plan Renove Privado de Salas de Calderas, dirigido a reforma de instalaciones térmicas comunitarias y el Plan Renove Público de Salas de Calderas, que es compatible con el anterior. Del mismo modo, el Ayuntamiento de Madrid tiene planes para poner en marcha a la brevedad el Plan Cambia 360.

Instalar repartidores de contadores de energía

Por último, en caso de ser necesario en instalaciones comunes, es beneficioso solicitar la instalación obligatoria de repartidores de costes o de contadores inteligentes de energía. 

Con motivo de la entrada en vigor el pasado agosto de la regulación de contabilización de consumos individuales en comunidades con calefacción central, es obligatorio instalar contadores de energía individuales o repartidores del coste de calefacción en los radiadores de las habitaciones. Todo ello se hará de acuerdo a un calendario prefijado según la zona climática donde se ubique el edificio y siempre que exista viabilidad técnica y económica que permita al usuario conocer y optimizar su consumo de energía.

Fuente: Agremia, Javier López de Benito / EnergyNews,

Artículo de referencia: https://www.energynews.es/claves-para-calderas-y-calefaccion/,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de