La potencia total de las nucleares alemanas es de 21.517 MW (la potencia eléctrica nacional es de 165.859 MW), generando al año 140 TWh de electricidad (621 el conjunto del mix eléctrico alemán).
 
Las siete centrales nucleares paradas de forma provisional tras Fukushima y afectadas por la decisión adoptada, representan del orden del 30% de la producción nuclear alemana. El coste de este cierre representa aproximadamente 10.000 millones de euros según la patronal eléctrica alemana.
 
El cierre prematuro de las centrales nucleares tiene consecuencias de orden económico, debilita la industria alemana, incrementa las emisiones de C02, y  será una carga para el consumidor que verá su factura de electricidad incrementada.

Consecuencias:

  • El coste estimado del cierre de las centrales nucleares según BDI (Unión de la Industria Alemana) es de 33.000 millones de euros, sin contabilizar los costes necesarios en reforzamiento de las líneas de transporte y tecnologías para almacenamiento de electricidad para soportar una mayor dependencia de las energías renovables.
  • El cierre de las nucleares elevará las emisiones de CO2 en 70 millones de toneladas.
  • El incremento considerable de importaciones de electricidad (generada con nuclear y carbón) procedente de otros países vecinos.
  • El precio de electricidad para el consumidor desde que se cerraron las siete nucleares ha aumentado el 12%.
  • Impacto gravoso para la competitividad industrial alemana.


Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de