Por Félix Toribio

redaccion@ambientum.com

Desde Cataluña se pretende fomentar el uso de cubiertas en edificios para la instalación de energía solar. La idea es alquilar las superficies de edificios y suelo público a empresas privadas, para que ellas exploten este recurso natural. De tal modo que se reduzca el consumo de energía eléctrica para el alumbrado público.

Como ya bien se sabe, los núcleos urbanos y especialmente las grandes ciudades, son los responsables de más de la mitad de las emisiones de gases de efecto invernadero que se realizan y modifican al efecto invernadero natural que existe.

Por este motivo se ha movilizado la iniciativa del Covenant of Majors (Pacto de alcaldes y alcaldes), con la que se pretende fomentar el uso de energías renovables, que ayuden a avanzar hacia la sostenibilidad del consumo de energía a escala municipal. Siempre con la estrecha colaboración de los ciudadanos.

Esta idea nació en la Sustainable Energy Week (Semana de la Energía Sostenible), realizada en febrero de 2008, donde se pusieron de acuerdo, el diputado de Medio Ambiente de la Diputación de Barcelona, Joan Antoni Baron, y el comisario europeo de Energía, Andris Piebalgs. Donde según declaro el comisario: “el hito de reducir un 20 % las emisiones de efecto de invernadero a través de planes de energía renovable sólo es posible a través de la acción local”.

Pacto de alcaldes y alcaldes

Desde ese momento la Diputación de Barcelona, a través del Área de Medio Ambiente, se compromete con el ahorro energético y fomento de las energías renovables para el 2020, y ayudar a los ayuntamientos a unirse a la iniciativa. Para el desarrollo del plan de alcaldes, mediante la realización del Plan de acción para la energía sostenible (PAES),  la Diputación de Barcelona estima que será necesario un capital de 3.000 millones de euros, mediante los cuales se prevee reducir en 500.000 toneladas de CO2 al año.

En concreto, el Pacto de alcaldes y alcaldes pretende alcanzar el objetivo del llamado “triple 20”. Reducir un 20% las emisiones de gases con efecto de invernadero (GEH), a través de una mejora del 20% en la eficiencia energética, y un incremento del 20% en el uso de energías renovables.

Existen municipios con el PAES, practicamente en su fase de puesta en marcha o como en Aguilar de Segarra, ya en uso. Esta localidad ha instalado en campo solar con seguimiento de orientacion lumínica, dode a través de 47 placas fotovoltaicas, consigue producir 606 kW. Pudiéndo ser autosuficiente en materia de energía electrica, aunque por el momento la potencia producida es vendida a la compañía electrica (FECSA). entre otras actucaciones que prevee el plan esta la insatalación de bombillas de bajo consumo, y la instalación de calderas de biomasa.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de