"Canarias no puede seguir siendo esclava de las energías fósiles. Este Gobierno quiere contar con energías limpias y lograr la diversificación energética", ha recalcado durante la reunión celebrada en Santa Cruz de Tenerife con los representantes de una organización empresarial.

"A día de hoy no podemos ser 100% renovables, pero sí estamos preparados para lograr un 30% de energía limpia que pueda entrar en la red en 2015, lo que representa 4,5 veces más que la cobertura actual cifrada en un 7%", ha admitido Luengo. Dichas declaraciones contrastan con las del portavoz del CCN, Benito Codina, quien destacó que “la bolsa de petróleo podría contener mil millones de barriles, lo que supondría el hallazgo más importante de España y la producción futura, que se estima en 144 mil barriles diarios, nos permitiría fomentar una industria química y petroquímica propia”.

Apoyo a las energías renovables

La viceconsejera, que se ha reunido para hablar sobre las soluciones para el concurso eólico de 2007, ha insistido en la necesidad de buscar alternativas y "sobre todo" de diversificar los sistemas energéticos en Canarias. El concurso eólico, según datos de los promotores, representa una inversión de 600 millones de euros y aproximadamente 6.200 empleos.

"Razones suficientes para que la Consejería, en la situación de crisis en la que atravesamos, remueva todos los obstáculos existentes para que los objetivos del Pecan en el 2015 se cumplan", ha apuntado Francisca Luengo. "Hay una apuesta decidida, por parte del Gobierno de Canarias, por incrementar la producción de energía renovables", ha dicho.

No obstante, ha apuntado que las inversiones sean "reales y efectivas" son necesarios los bombeos. Con este sistema, los promotores del concurso eólico podrán tener en funcionamiento sin reducción de horas todas sus instalaciones. Ha recordado que los bombeos suponen una inversión de 500 millones solamente en la construcción que repercutirá también en el número de empleos.

"Si seguimos esta ruta en la política energética, Canarias será un referente mundial en energía renovable", ha subrayado Francisca Luengo. "El archipiélago dispone de recursos energéticos naturales para marcarnos esta ambicioso objetivo", ha añadido.

Por su parte, el presidente de la Concap ha señalado que es necesario que el concurso eólico y algunos de los parques autorizados "despeguen y empiecen a caminar". Asimismo, ha insistido en los costes más baratos de estas energías y la oportunidad que representa para Canarias el aprovechamiento del sol y el viento.

"Es una gran inversión y contamos con empresarios interesados en invertir en Canarias, pero hay que empezar a ver la luz al final del túnel. La administración debe desatascar el concurso eólico", ha subrayado Juan Antonio Lorenzo. Este además ha explicado que los 700 socios que forman parte de la Concap están dispuestos a "empujar el carro".

Apoyo a las prospecciones petrolíferas

El Centro Canario Nacionalista, prefiere apoyar las prospecciones petrolíferas. Codina aseguró ayer que “en el caso de que en el subsuelo marino hubiese gas, los informes técnicos plantean la posibilidad de construir en Canarias una planta de licuación con una inversión de más de 3.000 millones de euros, lo que supondría un espaldarazo inigualable a la economía de las Islas, que encontrarían una nueva fuente de ingresos que ayudaría a resolver muchos de los problemas de sostenimiento de los servicios públicos que hoy por hoy tenemos”.

Ya el pasado 3 de enero el portavoz federal del CCN, Benito Codina, reconocía que su formación política ha visto con agrado las declaraciones del ministro de industria, energía y turismo, José Manuel Soria, en las que anunciaba que ya estaban salvados los obstáculos que desde hace 8 años han paralizado las prospecciones petrolíferas en Canarias.

Durante esa misma comparecencia Codina  expresó que “si se le explica a la ciudadanía de qué se trata, de las medidas de seguridad que conllevaría, de los enormes beneficios económicos y en materia de empleo que implicaría y de que no es una cuestión acerca de hacerlo o no, sino de si lo hacemos nosotros o lo hace Marruecos, con la asunción que esto último supondría de los posibles costes medioambientales pero de ningún beneficio, estamos seguros de que apoyarán mediante referéndum esta iniciativa”. “Además, terminó diciendo Codina, se acabaría de una vez con la ya manida frase de la diversificación de la economía canaria, ya que el sector energético se convertiría en una nueva opción y de un solo plumazo”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de