Margarita Ramos ha explicado durante su intervención en el Pleno del Parlamento de Canarias que el Real Decreto Ley 13/2012, de 30 de marzo, ha tenido una incidencia clara en el sistema energético de la Comunidad Autónoma, ya que suspende de hecho la vigente planificación 2008-2016 y hay que esperar a la aprobación de una nueva 2014-2020. "Aprovechando la figura del programa anual de instalaciones de la red de energía eléctrica el Ministerio ha remitido una propuesta al Consejo Nacional de Energía, pero ésta es insuficiente para las Islas", ha indicado.

"Los sistemas eléctricos canarios padecen, por su condición de aislados, de un grado de inseguridad que los hacen muy vulnerables ante cualquier tipo de incidencia que pudiera producirse", ha expuesto la consejera de Industria que ha insistido en que la propuesta inicial remitida sólo atiende "parcialmente" las necesidades de las Islas por lo que hay que completarla.

En este punto, Ramos ha señalado que entre las iniciativas que son necesaria se encuentran proyectos para hacer realidad la integración de las energías renovables en los sistemas eléctricos de Canarias, "que no pueden retrasarse, ya que su inclusión en una futura planificación 2014-2020, recientemente anunciada, produciría enormes perjuicios sociales y económicos a la Comunidad Autónoma, al no coincidir en el tiempo la necesidad de la evacuación de las renovables con la terminación de estas instalaciones".

La consejera ha enumerado que los proyectos que se deben incluir en el plan anual, que son los del anillo Norte de Gran Canaria; el doble circuito 220 Kv Jinámar-Tirajana; la línea 132 Kv Corralejo-Puerto del Rosario; la línea 2C 66 Kv Barranco de Tirajana-Arinaga; la subestación Escobar 66 Kv (Gran Canaria); la subestación Agüímes (Gran Canaria); la línea 66 Kv entre S.E. Punta Grande-S.E. Callejones (Lanzarote); la línea Haría-Teguise (Lanzarote); la subestación de Abona 66 Kv (Tenerife); y la subestación Poris 66 Kv (Tenerife).

Por último, la consejera ha explicado que el objetivo perseguido por su Departamento es conseguir garantizar el suministro en condiciones de seguridad y calidad, adaptando el actual sistema a las nuevas circunstancias de crisis económica y reducción de la demanda energética.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de