Por su parte, la Asociación Europea de Energía Eólica (EWEA) ha destacado que el 39% de toda la nueva potencia instalada en 2009 fue de energía eólica, seguida por el gas (26%) y la energía solar fotovoltaica (16%).

Los países con mayor porcentaje de nueva potencia instalada en 2009 son España (24%), seguido por Alemania (19%), Italia (11%), Francia (11%) y Reino Unido (10 %). "Es un buen resultado en un año difícil", ha declarado Christian Kjaer, consejero delegado de EWEA.

España se encuentra bien posicionada

La Asociación Empresarial Eólica (AEE) cree que de esta manera se demuestra que “la apuesta por la energía del viento es universal” y que, en ese desarrollo, “nuestro país está excelentemente bien posicionado”.

Por comunidades autónomas, el mayor crecimiento se ha producido en Andalucía con 1.077,46 megavatios para sumar un total de 2.840,07 megavatios, que le confirman en el cuarto puesto del ranking por detrás de Galicia que es tercera con 3.231,81 (solo 91,05 MW instalados en 2009), según datos de la AEE.

Sin embargo, la AEE advierte que el parón del sector industrial eólico, provocado por la creación del Registro de Pre Asignación, se ha traducido ya en la “pérdida de miles de empleos, lo que se plasmará en la promoción en el año 2010, en el que según las previsiones del sector se instalarán cerca de 1.000 megavatios, la cifra más baja desde el año 2000”.

La energía más demandada

La energía eólica juega hoy en día un papel importante en los mercados de energía del mundo. El mercado eólico mundial para las instalaciones de aerogeneradores, aseguran los expertos, asciende a unos 45.000 millones de euros en el 2009.

“La eólica se ha convertido en la energía elegida por un número cada vez mayor de países en todo el mundo ", ha indicado Steve Sawyer, secretario general del GWEC.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de