La potencia instalada peninsular se sitúa al cierre del año en 102.524 megavatios (MW), lo que supone 2.356 MW más que en el ejercicio anterior. Este incremento se debe a la incorporación de 1.122 MW eólicos, 968 MW solares, 192 MW de un nuevo grupo hidráulico y 81 MW de térmica renovable. La fotovoltaica alcanzó 8.257 MW, un 11% más.

La producción hidráulica cayó considerablemente, un 54% con respecto al valor medio histórico y un 43% menos que en 2011, hasta 12.800 GWh, debido en parte al menor nivel de los embalses, con un 36% de su capacidad, frente al 52% de hace un año.

En cuanto al “mix” de producción, el incremento de la generación con carbón coincide con un aumento del 84,4% en la termosolar y del 14,3% en la eólica. Sin embargo, la generación de los ciclos combinados descendió un 23,2% y la hidráulica, un 28,5%.

Si bien las distintas tecnologías renovables tienen un peso en conjunto del 32%, la nuclear se mantiene como principal fuente de generación, al cubrir el 22% de la demanda, un punto más que hace un año, por delante del carbón, que registró un peso del 20%, cinco puntos más que hace un año. La eólica aportó el 18%, dos puntos más, mientras que la hidráulica y los ciclos combinados redujeron sus aportaciones al 7% y al 14%, respectivamente.

Dentro de la actividad renovable, en la madrugada del 24 de septiembre se alcanzó un récord en la contribución eólica, que superó el 64% de la cobertura de la demanda. El 18 de abril la producción eólica instantánea alcanzó los 16.636 MW, y ese mismo día se alcanzaron nuevos máximos históricos de energía horaria (16.455 MWh) y diaria (334.850 MWh).

Emisiones de CO2

Las emisiones de CO2 del sistema eléctrico se situaron en 2012 en 81 millones de toneladas, lo que supone un incremento del 11% con respecto al ejercicio anterior y del 39% en los dos últimos años.

Este incremento se produce antes de que en 2013 dejen de asignarse derechos gratuitos de emisiones de CO2 y comiencen a funcionar las subastas de estos derechos, con las que el Gobierno prevé recaudar cerca de 500 millones de euros, de los que 450 millones se destinarán a la tarifa eléctrica.

El incremento en las emisiones se debe entre otros motivos a una mayor producción de centrales térmicas de carbón, desde que en febrero de 2010 el anterior Ejecutivo aprobase el real decreto que incentiva la quema de este mineral extraído en España para generar electricidad.

Por otro lado, el sistema peninsular exportó más electricidad que la importada por noveno año consecutivo. En concreto, las exportaciones se elevaron a 18.857 GWh, mientras que la cifra de importaciones se redujo a 7.427 GWh.

Durante el año se pusieron en servicio 859,64 kilómetros de circuitos, lo que sitúa el total de la red nacional de transporte al finalizar el año en 41.369 kilómetros.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de