"El gas natural es una opción rentable y limpia para el transporte al ser uno de los combustibles con menor impacto medioambiental de los utilizados asiduamente. Las ventajas de esta fuente de energía no sólo las encontramos en la sostenibilidad y el respeto al medio ambiente, también las vemos como oportunidad de crecimiento económico y de empleo", ha dicho la consellera de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente, Isabel Bonig, en la clausura del seminario "El gas natural en el transporte terrestre y marítimo", organizado por la Fundación Gas Natural Fenosa en colaboración con la Generalitat Valenciana. 

Hay que tener en cuenta que las emisiones del gas natural a la atmósfera pueden llegar a ser la mitad de las que produce la combustión del carbón y hasta un 30% menos de las que produce la combustión de fuel-oil. Además se caracteriza por la ausencia de impurezas lo que evita emisiones de partículas sólidas y humos contaminantes, principales causantes del cambio climático. 

En este contexto, la consellera ha defendido el uso del gas natural tanto en el transporte terrestre como marítimo poniendo como ejemplo la experiencia de la ciudad de Valencia donde toda la flota de autobuses urbanos se mueven con este tipo de combustible limpio en beneficio de la calidad de vida de sus habitantes. 

Bonig ha recordado que serán necesarias medidas normativas para la creación de infraestructuras y el establecimiento de técnicas comunes que eviten fronteras tecnológicas que puedan fragmentar el mercado interior. "Así, -ha concluido- la coordinación a nivel europeo se revela como un elemento imprescindible para el desarrollo de los combustibles alternativos".



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de