El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, pidió el miércoles al Congreso que ponga fin a una prohibición sobre la perforación petrolífera en alta mar, respondiendo a la preocupación de los consumidores por los precios récord de la gasolina con un plan que con seguridad enfurecerá a los ecologistas.

"Todo estadounidense que conduce al trabajo, compra alimentos o envía un producto ha sentido el efecto. Y las familias de todo el país esperan una respuesta de Washington", dijo Bush.

Como los precios promedio de la gasolina en Estados Unidos han superado este mes el nivel de los 4 dólares el galón por primera vez, la política energética se ha convertido en un tema clave en la carrera presidencial antes de las elecciones de noviembre.

Bush afirmó que abrir tierras federales en el mar en las Costa Este y Oeste de Estados Unidos, donde la perforación petrolífera ha estado prohibida tanto por una orden presidencial como por una moratoria parlamentaria, podría tener como resultado alrededor de 18.000 millones de barriles de petróleo.

Eso satisfacería el actual consumo de Estados Unidos durante unos dos años y medio, pero probablemente se tardaría una década o más en hallar el petróleo y producirlo.

El Congreso de Estados Unidos prohibió la mayor parte de la perforación en alta mar en 1981. El padre de Bush, el ex presidente George H.W. Bush, siguió el ejemplo con una orden ejecutiva que vedaba la perforación tras el derrame de petróleo del Exxon Valdez en Alaska ocurrido en 1989, el peor derrame en la historia de Estados Unidos.

Los republicanos y Bush han culpado reiteradamente a los demócratas de bloquear legislación que abriría a la perforación las tierras en alta mar y en la Reserva Nacional Artica de Vida Animal de Alaska.

"Los demócratas en el Capitolio han rechazado prácticamente todas las propuestas, y ahora los estadounidenses están pagando el precio en las estaciones de servicio por esta obstrucción", dijo Bush.

Los demócratas a su vez sostienen que el 80 por ciento del petróleo en la Plataforma Continental Externa se encuentra en tierras federales que ya están abiertas a la perforación, en su mayor parte en el Golfo de México, que alberga 107 millones de barriles de petróleo, equivalentes a 14 años del actual consumo de Estados Unidos.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de