La aerolínea británica British Airways y el fabricante de motores Rolls Royce han puesto en marcha de manera conjunta un programa de investigación que tiene como objetivo la búsqueda de combustibles alternativos al queroseno para la industria de la aviación, según anunciaron hoy ambas compañías en un comunicado.

El estudio tratará de identificar alternativas viables y con el potencial de reducir de forma real la huella de carbono producida por la industria de la aviación.

Para ello, ambas compañías convocarán un concurso público en las dos próximas semanas al que se podrán presentar todos lo proveedores que deseen plantear sus propuestas de combustibles alternativos.

De todas las muestras recibidas, se seleccionarán cuatro o cinco, que serán sometidas a distintas pruebas de laboratorio antes de ser testadas en un motor Rolls Royce RB211 de un Boeing 747 de British Airways en enero de 2009. Cada uno de los proveedores deberán proporcionar alrededor de 60.000 litros de su combustible alternativo.

El programa de pruebas en el motor se desarrollará en un periodo de cuatro semanas durante el cual se comparará su funcionamiento con los combustibles alternativos y con el queroseno.

En cada caso, se trabajará el motor en diferentes circunstancias y con distintos parámetros, replicando algunas de las condiciones que se producen en vuelo. Se espera que estas pruebas finalicen a finales del mes de marzo de 2009, momento en el cual dará comienzo el análisis de los resultados.

El director de investigación y tecnologías de Rolls Royce, Ric Parker, destacó que el principal criterio de selección de las muestras será "su adecuación, sostenibilidad y potencial industrial", ya que es indispensable que el producto funcione, que permita reducir las emisiones de CO2 y que pueda ser producido sin impactos negativos en alimentos, tierra o agua.

Por su parte, el director de medio ambiente de British Airways, Jonathon Counsell, se mostró "encantado" de colaborar con Rolls Royce en el proyecto y destacó que los resultados del estudio se harán públicos para toda la industria, los consumidores y, lo que es más importante, el medio ambiente, "el más beneficiado por ello", concluyó.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de