El secretario autonómico de Relaciones con el Estado y con la Unión Europea, Rafael Ripoll, ha destacado que esta iniciativa busca la utilización de la biomasa de los bosques para la obtención de energía renovable y la prevención de incendios forestales.

"Siempre que se pueda lanzar una propuesta europea interesante que promueva el respeto al medio ambiente, el Consell estará ahí para impulsarla, así como para informar a los ayuntamientos y entidades valencianas de cómo participar en ella y colaborar de manera conjunta para obtener financiación europea, como es el caso de este convenio ", ha manifestado Ripoll.

Impulso de las energías renovables

Al respecto, ha añadido que "creemos que este proyecto, que convertirá la madera sobrante de los bosques en energía limpia, es realmente innovadora y está en sintonía con la estrategia del Gobierno valenciano, que busca el impulso de las energías renovables, incrementando así la riqueza y prosperidad de la Comunidad".

Este acuerdo desarrollará un estudio inicial en 14.000 hectáreas de la Sierra de Enguera y en 6.000 hectáreas de Moixent para valorar qué formaciones vegetales pueden convertirse en energía limpia. Asimismo, contempla la posible creación de una planta de biomasa en la Comunidad que podría generar hasta un centenar de nuevos puestos de trabajo.

El secretario autonómico ha destacado "el carácter innovador de este ambicioso proyecto", que ha llevado a que la Comisión Europea lo respalde y aporte una financiación del 50 por cien del presupuesto total, que supera el millón de euros.

Diversificación de las fuentes de energía

Ripoll ha subrayado que "la Generalitat apuesta claramente por una estrategia de apoyo al desarrollo sostenible, no limitándose a contemplar cómo se aplican las políticas europeas, sino multiplicando las iniciativas para conseguir una energía más segura en colaboración con otras regiones europeas".

En esta línea, el Consell ha ido diversificando las fuentes de energía para contribuir a un desarrollo sostenible y prevenir el cambio climático. Así, el Gobierno valenciano ha puesto en marcha diversas acciones para reducir nuestra dependencia del exterior y asegurar el suministro suficiente para la Comunitat.

Algunas de las propuestas impulsadas por la Generalitat en Europa se han centrado en el desarrollo de nuevas herramientas de cooperación entre entidades públicas y privadas para facilitar el uso viable de las energías renovables en los entornos rurales, como el proyecto RuralE-Evolution.

Otro ejemplo es Procura, una iniciativa valenciana que se dedica a incentivar la utilización de energías renovables en grandes flotas de transporte en el ámbito de la Unión Europea.

Todos ellos se han desarrollado a lo largo de los últimos cuatro años desde la Generalitat a través de la Fundación Comunidad Valenciana – Región Europea, instrumento del Consell para fomentar la participación de la sociedad valenciana en programas europeos.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de