La concesión de estas ayudas ha supuesto una inversión global de casi 4,8 millones de euros y ha movilizado una actividad económica en la comunidad superior a los 35 millones de euros.

Los ciudadanos pueden adquirir un automóvil híbrido mediante un sencillo procedimiento que no requiere trámites con las oficinas de la Administración. Tan sólo es necesario acudir a alguno de los concesionarios adheridos donde les ofrezcan un modelo de vehículo híbrido disponible en el mercado, y será el propio concesionario, mediante tramitación telemática, el que presente la solicitud en nombre del ciudadano al Programa de Subvenciones al Desarrollo Enérgético "A+" de la Agencia Andaluza de la Energía.

El usuario recibirá el descuento equivalente directamente en su factura y no tendrá que realizar ninguna otra gestión con la Administración. A este incentivo pueden acceder ciudadanos y empresarios con residencia habitual en Andalucía y su cuantía aproximada es del 15% de la inversión realizada.

Por provincias, los andaluces que más apostaron por la automoción híbrida fueros los residentes en Sevilla, con un total 577 vehículos subvencionados. Siguen las provincias de Málaga (276 vehículos), Cádiz (246 vehículos), Granada (232 vehículos), Córdoba (138 vehículos), Almería (87 vehículos), Huelva (80 vehículos) y, por último, Jaén, con 58 vehículos subvencionados.

El consumo medio de los vehículos híbridos está por debajo de los cinco litros cada 100 kilómetros. Para un conductor de un taxi que realice 80.000 kilómetros al año, en su mayoría en ámbito urbano, supone un ahorro en combustible de 1.808 litros al año, y evita la emisión a la atmósfera de más de 4,16 toneladas de CO2 anuales.

Más de 300 taxistas conducen un híbrido

Estos datos de ahorro son los que han hecho que los taxistas andaluces confíen cada vez más en los vehículos híbridos y sean ya 335 los trabajadores del sector que, desde el año 2008 hasta diciembre de 2010, han solicitado un incentivo para adquirirlos a la Consejería de Economía, Innovación y Ciencia, con una ayuda global cercana al millón de euros.

Por provincias, los taxistas de Sevilla fueron los que mayor número de ayudas solicitaron con un total de 174, seguidos de Granada (59 ayudas), Córdoba (43 ayudas), Málaga (22 ayudas), Jaén (13 ayudas), Cádiz (11 ayudas), Almería (siete ayudas) y Huelva (seis ayudas).

El vehículo híbrido tiene dos motores que se complementan entre sí: uno térmico, de gasolina, y otro eléctrico, que es el que se utiliza para arrancar el motor y circular por ciudad.

Precisamente, la eficiencia de este tipo de tecnología se optimiza en recorridos urbanos, porque el motor del vehículo híbrido se detiene en los semáforos y aprovecha las frenadas y los descensos para recargar su batería. Cuando se está en un atasco, acelerando y desacelerando, -momento en el que los vehículos convencionales consumen más carburante-, el híbrido utiliza su motor eléctrico.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de