Así lo ha defendido este miércoles el presidente del colegio profesional Luis Suárez, en su intervención en la Feria Genera, donde subrayó que las instalaciones geotérmicas deberían incluirse en la financiación global del edificio para asegurar su viabilidad económica. "Allí (Suecia o Alemania) la geotermia goza de medidas concretas y de un plano jurídico propio, por eso están a la cabeza de Europa", según ha destacado Suárez.

"La media de un sistema geotérmico es de 20 años de vida, a un rendimiento constante y sin labores de mantenimiento", ha señalado por su parte, el representante de IEP Geotermia, Enrique Pérez.

Además, el responsable de la empresa alemana geoEnergie, Rüdinger Grimm ha asegurado que la geotermia puede funcionar sin subvenciones porque "es eficiente y se vende sola", mientras que la representante de ENERES Marta Durango apostó porque la rehabilitación de edificios antiguos se encamine a reducir la demanda energética al mínimo.

En este contexto, Suárez ha explicado que en España, en las instalaciones actuales de edificios con climatización centralizada, "el coste de estos elementos se incluye en el precio global del inmueble, mediante una hipoteca constituido al efecto", por lo que ha propuesto que expertos financieros y jurídicos estudien la opción de que las instalaciones geotérmicas se financien "de forma similar a las infraestructuras que se utilizan para el aprovechamiento de energías fósiles".

Por otro lado, el presidente del ICOG ha sugerido que se implanten medidas jurídicas para impulsar la energía geotérmica en España, sobre todo para usos residenciales, hospitales, facultades u oficinas.

"Es necesario redefinir el recurso geotérmico en la legislación minera actual para diferenciar la geotermia somera de la de origen profundo", explica Suárez, que añade que la ley debe contemplar también la definición del umbral de profundidad de los recursos someros e incluir las aguas subterráneas.

Al mismo tiempo reclama un procedimiento unificado a nivel estatal para los proyectos geotérmicos en las 17 comunidades autónomas, que ahora es "inexistente".

Sin embargo, apunta que uno de los principales problemas de esta energía en España es la falta de conocimiento por parte de promotores y ciudadanos en general. Por ello, ha dicho que sería "conveniente" una mayor difusión de los estudios sobre el subsuelo, de carácter tectónico, de flujos de calor, etc., para un mayor conocimiento sobre la geotermia".



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de