El gobierno chileno aprobó las concesiones para la ejecución de 43 proyectos de Energías Renovables No Convencionales, nacionales e internacionales, que estarán concentrados, principalmente, en la zona norte del país, esencialmente minera.

Los proyectos, en su mayoría fotovoltaicos, alcanzan en conjunto la generación de 2.261 megavatios de potencia al año, en un país que cuenta con 18.278 megavatios de capacidad bruta instalada, por lo que estas concesiones significarán un incremento de 12,3% de capacidad, informó el gobierno.

El total de las inversiones comprometidas por las más de 20 empresas nacionales e internacionales que se adjudicaron proyectos asciende a más de 5.170 millones de dólares, añadió.

Además, cada empresa deberá pagar una renta concesional, por el uso de inmuebles fiscales, de 7 millones de dólares anuales, los que irán en directo beneficio de los programas sociales comprometidos por el gobierno de la presidenta Michelle Bachelet.

"Queremos tener una matriz diversificada, equilibrada y sustentable", afirmó el ministro de Energía, Máximo Pacheco.

Añadió que "todos los proyectos que se hagan en esas áreas tendrán los estándares ambientales necesarios para cuidar del medio ambiente".

La región de Antofagasta, 1.370 kilómetros al norte de Santiago, será una de las regiones más favorecidas en materia de generación energética, con un total de 35 proyectos de Energías Renovables No Convencionales. Allí se concentra gran parte de la minería chilena, que representa el 13% del Producto Interno Bruto y entrega el 36% del empleo.

La presidenta Bachelet anunció el jueves inversiones por 250 millones de dólares y la capitalización de la empresa estatal del petróleo en 400 millones de dólares para impulsar el uso de energías limpias y disminuir el precio de la electricidad, en la presentación de la agenda energética de su gobierno.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de