Hormigas que se convierten en zombies si son infectadas por un hongo 

Como otros hongos patogénicos para los insectos en el género de los Ophiocordyceps, C. Unilateralis ataca comúnmente a la hormiga “Camponotini”.

El hongo encuentra su camino debajo del exoesqueleto de la hormiga, comienza a consumir tejido blando y toma el control de su cuerpo. Poco después, por mecanismos desconocidos, hace que la hormiga abandone su hormiguero. La hormiga encuentra una hoja, la muerde con un “agarre mortal” y muere.

A partir de ese momento el hongo continúa creciendo y pudriéndose dentro del cuerpo de la hormiga, atravesando en algún momento la cabeza de la hormiga y liberando sus esporas de hongos. Todo este proceso puede durar más de diez días.

Entonces la hormiga termina su vida como prisionero en su propio cuerpo. Su cerebro todavía está dentro de ella, pero el control ya le pertenece a el hongo zombie-ant.

Unos días más tarde, el hongo libera esporas para infectar a más hormigas. Algunas especies de hormigas reconocen a las compañeras de colonia infectadas y las llevan lejos para proteger al resto de la colonia.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de