Hallan un molusco gigante que mide 1´5 metros de longitud

Kuphus es una broma, nombre con el que se conoce en español a un tipo de moluscos (shipworm en inglés). No es un molusco cualquiera. Es de un intenso color negro, tiene forma alargada, similar a la de un gusano, pero lo más sorprendente es el gigantesco tamaño que pueden llegar a alcanzar, nada menos que 1,5 metros de longitud. Vive en zonas con lodo y su cuerpo blando está recubierto por un tubo calcáreo.

Esta especie, documentada en el s. XVIII cuando se encontraron algunas de las conchas que lo recubren, ha sido estudiada por primera vez 200 años después. Lo ha hecho un equipo internacional de científicos de distintas universidades, liderado por investigadores de la Universidad de Utah, que han logrado capturar un ejemplar vivo de cerca de un metro de longitud.

En su estudio, publicado esta semana en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), detallan cómo encontraron el ejemplar en el fondo de un manglar en Filipinas. La localización del molusco se produjo de manera prácticamente casual, puesto que su hábitat preferente no estaba claro. La televisión filipina emitió un documental que mostraba a estas raras criaturas plantadas, como zanahorias, en el fango de una laguna poco profunda. 

Siguiendo esta pista, los científicos establecieron una expedición y encontraron ejemplares vivos del animal. Con el molusco gigante por fin en sus manos, el equipo se reunió para presenciar cómo uno de los investigadores extraía a la criatura del interior de la cáscara.

"Estábamos todos emocionados, en parte porque hemos tenido que esperar mucho para tener un ejemplar en nuestras manos y, en parte, porque el animal es muy extraño", relata a EL MUNDO Margo Haygood, profesora de medicina de la Universidad de Utah y coautora del estudio. "Cuando abrieron el tubo y vi su cuerpo me quedé impactada por su tono oscuro, muy diferente de las bromas normales, de color pálido", añade.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de