Todos los autobuses de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) valenciana funcionarán “antes del próximo verano” con combustible alternativo (gas o biodiésel). Así lo ha anunciado la alcaldesa de Valencia durante el acto de entrega del sello de calidad de la Agencia Española de Normalización y Certificación (Aenor) a 10 líneas de transporte público.

Pacto de Alcaldes en Bruselas

Rita Barberá enmarcó esta iniciativa en las medidas que tomará el ayuntamiento para reducir las emisiones de CO2 en cumplimiento del Pacto de Alcaldes suscrito el martes en Bruselas. De momento, el 40% de la flota, formada por 480 unidades, funciona con combustibles menos contaminantes. El delegado de Aenor en la Comunitat, Roque Giner, entregó ayer en Valencia el certificado UNE-EN 18316 a las líneas 2, 3, 7, 9, 10, 15, 17, 60, 81 y 90 de la EMT. 25 de las 60 líneas de autobús de la ciudad cuentan con este reconocimiento. Según Rita Barberá, Valencia “fue la primera ciudad de España en disponer de unos autobuses públicos ecológicos, pioneros en el empleo de nuevos combustibles”.

Paneles solares en edificios municipales

La instalación de paneles solares en los edificios municipales será otra de las medidas que tiene previsto fomentar el consistorio para rebajar sus emisiones de CO2. Barberá lamentó en este punto que el Gobierno haya tumbado 15 proyectos de este tipo presentados por Valencia al plan Zapatero.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de