Se extiende la voz de alarma por una mancha radiactiva que acecha Europa

A finales de enero se detectaron trazas de yodo-131 en el ambiente en el norte de Europa, concretamente en Noruega. Esta mancha radiactiva se ha expandido con rapidez durante las últimas semanas por todo el continente y ya ha llegado a Finlandia, Polonia, República Checa, Francia, Alemania y España.

A finales del mes de enero se detectaron en Noruega trazas de yodo-131 en el aire, según informa el IRSN, un organismo francés especializado en riesgos nucleares y radiológicos. Durante las últimas semanas estas trazas de yodo-131 se han expandido por la mayoría de países de Europa llegando incluso al norte de España

El IRSN en una nota de prensa informó que posiblemente esta fuga radioactiva se pudo producir en la zona del Báltico. Hasta el momento se han iniciado varios protocolos de búsqueda mediante un avión especializado de las fuerzas aéreas de EEUU que se encarga de recoger muestras de la atmósfera para detectar el origen de posibles explosiones nucleares.

El yodo-131 se usa en tratamientos para el cáncer y enfermedades de tiroides. Este isótopo tiene una vida media de 8 días por lo que no supone una amenaza grave para la salud.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de