Este encuentro, organizado por la Junta de Andalucía, es el primer paso para constituir un grupo de trabajo internacional en el que participarán aquellas regiones pioneras en materia de protección de la contaminación lumínica. El foro nace con el objetivo de intercambiar experiencias y promover el desarrollo de una posición común para mejorar la calidad ambiental de los cielos y favorecer el ahorro y la eficiencia energética.

Las jornadas, que se desarrollan en el Museo de Almería y el Observatorio Astronómico de Calar Alto, abordarán también la aplicación en Andalucía del Reglamento de Protección de la Calidad del Cielo Nocturno frente a la Contaminación Lumínica, aprobado por el Consejo de Gobierno en el verano de 2010. Para Díaz Trillo, con esta regulación Andalucía se ha situado en la vanguardia en esta materia para preservar los hábitats naturales más sensibles a este tipo de impacto ambiental, evitar las intrusiones del alumbrado exterior en el ámbito privado, garantizar el buen funcionamiento de los observatorios astronómicos y mejorar la eficiencia energética. El consejero ha resaltado que una sociedad moderna es aquella que hace un uso sostenible de sus recursos, no despilfarra energía y protege su entorno natural.

Para facilitar la efectiva aplicación del reglamento por parte de los responsables del alumbrado público municipal, la Consejería de Medio Ambiente ha presentado en la capital almeriense la guía técnica de adaptación de las instalaciones de alumbrado exterior al decreto andaluz sobre contaminación lumínica. Díaz Trillo ha destacado que este libro, que se distribuirá a los municipios andaluces, ayudará a facilitar la aplicación de la norma. En este sentido, la obra analiza el estado actual de las instalaciones de alumbrado exterior, explica detalladamente cómo materializar el reglamento y, por último, ofrece herramientas de aplicación metodológica.

La edición de esta guía forma parte de la labor que desarrolla la Consejería de Medio Ambiente para facilitar todo el apoyo técnico necesario a los ayuntamientos en la ejecución de sus competencias dentro del ámbito de la protección del cielo nocturno. Díaz Trillo ha recordado que los sistemas de iluminación constituyen uno de los grandes consumidores de energía y que la aplicación del decreto de contaminación lumínica supondrá un ahorro anual del 11% en el consumo eléctrico, lo que supone que dejarán de emitirse a la atmósfera 37.396 toneladas de dióxido de carbono.

En Almería se va a analizar la experiencia sobre esta materia desarrollada en Alemania, Italia, Chile o Hawai. Igualmente, se abordará la iniciativa internacional Starlight para la defensa de la calidad del cielo nocturno como derecho científico, cultural y medioambiental de la humanidad, que cuenta con el apoyo de la UNESCO. En paralelo a la jornada, se celebrará la Feria del Alumbrado Exterior Sostenible.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de