La quinta edición del estudio continúa las pautas de criterios seguidas en las ocasiones anteriores, con el fin de tener unos resultados globales, que permitan analizar la evolución de la contaminación en España.

También recortan los que no pagan

En el resto de las industrias y sectores, no todas pagan por sus emisiones, como es el caso de las actividades difusas o el transporte, los gases contaminantes también se reducen: un 10,2%. El CO2 que resulta de la generación de electricidad, responsable de más del 50% de las emisiones de los sectores afectados, también se recorta, y registra una disminución de emisiones del 16,1%.

Cambio de tendencia para Ribero

Para los responsables del informe, los datos permiten ser “moderadamente optimistas”. “Se trata de un cambio de tendencia, iniciado ya en 2005, y que ratifica la voluntad de cumplir con los compromisos derivados del Protocolo de Kioto”, señala Teresa Ribero, Secretaria de Estado de Cambio Climático.

Para Ribera, esta voluntad “va más allá” de la obligación internacional, “por importante que esta sea”. “Las políticas ante el cambio climático pueden ser un efectivo catalizador del nuevo patrón de crecimiento económico, basado en nuevas tecnologías, en modelos sostenibles de producción y competitividad internacional”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de