La biomasa evita una gran cantidad de emisiones

La utilización de biomasa como fuente de energía térmica evitó en 2016 la emisión de 3,68 millones de toneladas de CO2 en España, equivalentes a las que producen 2,45 millones de vehículos durante un año, contribuyendo así a la reducción de gases de efecto invernadero en España, según los datos del Observatorio de Biomasa que gestiona la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa, AVEBIOM, y que ha difundido ingenieros.es.

A finales de 2016 había funcionado en España 198.887 equipos de biomasa de alto rendimiento, 38.851 más que en 2016 (+24%), con una potencia instalada total de 8.297,6MW, según el Observatorio de Biomasa.

La biomasa evita emisiones

Los expertos entienden que España está obviando un combustible renovable como la biomasa, que es un recurso propio y autóctono, a la vez que se continúa importando combustibles fósiles, lo que contribuye a aumentar el déficit de la balanza comercial española por compra de productos energéticos (derivados del petróleo) y a mantener una de las dependencias energéticas más altas de Europa.

Así lo han dejado patente durante una jornada celebrada la semana pasada en el Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA), organizada en en colaboración con la Plataforma Tecnológica Española de la Biomasa (BioPlat), para analizar la viabilidad y oportunidad de los cultivos forestales en España.

Los ponentes coincidieron en afirmar que, sin embargo, en numerosos países del mundo y también de Europa, la valorización energética de biomasas constituye el pilar fundamental del mix energético. A su juicio, se trata de tecnologías maduras y competitivas en su mayoría, aunque cuentan con margen para continuar avanzando en su curva de aprendizaje a lo largo de toda la cadena de valor, informa Bioplat en un comunicado.

El encuentro dejó claro que la biomasa procedente de cultivos forestales es un valioso activo de la bioeconomía: “Urge aumentar la demanda de biomasa forestal en España. Existe un importante potencial de recursos forestales que podrían movilizarse de manera sostenible para producir bioenergía y bioproductos“, resume la Plataforma Tecnológica de la Biomasa.

Entre ellos expertos que participaron se encontraban representantes de las empresas: Acciona Energía, Ence Energía y Celulosa, Forestalia Renovables, Gestamp Biomass, Iberdrola y Natac Biotech. De las administraciones autonómicas: Junta de Andalucía, Junta de Castilla-La Mancha, Junta de Castilla y León, Generalitat de Catalunya y Junta de Extremadura, además del propio Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medioambiente. También de entidades científico-tecnológicas y académicas y organizaciones profesionales.

Todos coincidieron en que, en la Estrategia Española de Bioeconomía, el sector forestal tiene potencial para desempeñar un papel clave, desde la selvicultura hasta el desarrollo de las biorrefinerías lignocelulósicas, pasando por la mejora de las especies forestales a través de herramientas que vienen de la mano de la biotecnología.

Asimismo, determinaron que las actividades del sector forestal deben desarrollarse en el marco de proporcionado por la economía circular, al ser una de las apuestas más ambiciosas de la UE, que está dirigida a cerrar el ciclo de vida de los productos, los servicios, los residuos, los materiales, el agua y la energía, entre otros, recogen las mismas fuentes.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de