Sevilla acoge los días 4 y 5 de diciembre, un simposio internacional sobre captura y almacenamiento de CO2, que reunirá a un centenar de expertos para el debate sobre la aplicación de este sistema innovador a la industria para reducir la emisión de gases de efecto invernadero.

Colaboración de varias universidas y organismos como el CSIC

En un comunicado, el Consorcio Estratégico Nacional en Investigación Técnica del CO2 (Cenit) indicó que el foro, patrocinado por la Asociación Española de CO2, cuenta con la colaboración de varias universidades y organismos como el Centro Superior de Investigaciones Científicas.

El simposio, cuyas sesiones se celebrarán en la sede de la Fundación Cajasol, será inaugurado por el concejal delegado de Innovación del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Antonio Martínez Troncoso, junto al director general de Energía y Transporte de la Comisión Europea, Kai Tullius, y la secretaria general de Cambio Climático y Calidad Ambiental, Esperanza Caro. Las ponencias correrán a cargo de investigadores procedentes de centros públicos y empresas privadas de diferentes países, como Estados Unidos, Alemania, Italia, Finlandia y España.

Desarrollo de tecnologías avanzadas para la reducción en la emisión de gases de efecto invernadero

El programa Cenit cuenta con un presupuesto de 20 millones de euros, de los cuales 9,5 están financiados por el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial, dependiente del Ministerio de Ciencia e Innovación. Contempla la financiación de grandes proyectos de investigación industrial que aceleren el desarrollo de tecnologías avanzadas para la reducción en la emisión de gases de efecto invernadero, tecnologías que puedan suponer una ventaja competitiva de futuro para la industria y empresas españolas.

El consorcio está liderado por Endesa Generación, con la colaboración de Unión Fenosa y con la participación de otros 12 socios industriales y 16 organismos de investigación.

Almacenamiento subterráneo en formaciones geológicas

La captura y almacenamiento de CO2 se plantea como una técnica que puede contribuir decisivamente a la lucha contra el cambio climático. El almacenamiento subterráneo se contempla en formaciones geológicas, como de las que hoy se obtiene gas y petróleo. Países como Noruega ya están aplicando este sistema desde 1996. En España entidades como la Universidad de Oviedo y el Instituto Geológico y Minero están realizando estudios en la detección de estas formaciones capaces de albergar el gas.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de