Las partículas en suspensión -PM10 y PM2,5-, el dióxido de azufre, el monóxido de carbono y el benceno siguen estando por debajo de los límites de la normativa y cada vez más alejados.

También hay una tendencia positiva en el caso del ozono, y el dióxido de nitrógeno ha experimentado una reducción del valor medio en el conjunto de la red de un 13,3%. Estos datos los presentó ayer la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, junto con el primer informe de seguimiento 2011-2012 del Plan de Calidad del Aire.

Este Plan cuenta con vigencia de 2011 a 2015. Ana Botella ha detallado que desde su puesta en marcha se han invertido 90,6 millones de euros de los 162 previstos en el Plan, lo que representa un 1,2% más de lo previsto para este periodo. De las 70 medidas incluidas, apuntó, se han iniciado 63, es decir, el 90%.

La alcaldesa ha subrayado algunas de estas 63 medidas: el porcentaje de vehículos verdes de la flota municipal ha alcanzado ya el 45,5%; se han renovado 373 autobuses de la EMT, y el 52,2% de los taxis modernizados en 2012 fueron sustituidos por vehículos limpios.

El Ayuntamiento también ha impulsado formas de movilidad alternativas como la bici, añadió Ana Botella. Es el caso del eje ciclista Mayor-Alcalá, "que hace el centro de la ciudad más accesible para la bici y que, al ofrecer un eje de conexión este-oeste que antes no existía, pone en valor las infraestructuras ciclistas con las que ya contábamos".

Meteorología

La meteorología durante el año 2012 fue favorable en términos generales -reconoció la alcaldesa- para la dispersión de contaminantes. La crisis también tiene un impacto sobre la actividad económica y, por tanto, sobre la movilidad en la ciudad y la calidad del aire, y que estas condiciones pueden producir pequeños altibajos en los registros de cada año.

"Pero lo importante es comprobar que estamos siendo capaces de mantener la tendencia positiva de reducción de los valores de todos los contaminantes", incluido el dióxido de nitrógeno, cuyos valores han bajado un 22% desde 2003. En este sentido, Ana Botella recordó la disminución del dióxido de nitrógeno entre 2005 y 2008, cuyos valores medios de concentración anual bajaron de 56 a 47 µg/m3. Cayeron los niveles de concentración mientras "crecíamos a un ritmo de entre el 3 y 4% anual en términos de PIB".

Ecologistas en Acción

Ante el tono optimista de las declaraciones de la alcaldesa, Ecologistas en Acción, que ya presentó su informe anual sobre la situación de la contaminación atmosférica en Madrid el pasado día 16 de enero, empleando los datos recogidos por la red de medición de la calidad del aire de la capital, quiere hacer las siguientes puntualizaciones:

  • En 2012, Madrid volvió a incumplir el valor límite anual para el dióxido de nitrógeno (NO2), fijado por la legislación europea en 40 µg/m3.
  • A pesar de la condiciones meteorológicas favorables y la situación de crisis, Madrid se halla lejos de cumplir con el valor límite anual de NO2, puesto que más de la mitad de sus estaciones se hayan por encima del límite legal o bordeándolo.
  • Madrid también presenta un problema de contaminación por partículas en suspensión: prácticamente todas las estaciones que miden dichos contaminantes (10 de 12 estaciones para PM10 y las 6 estaciones que miden PM2,5) igualaron o superaron los valores recomendados por la OMS.
  • En junio de 2012, el ayuntamiento formalizó la petición de una prorroga de 5 años para el cumplimiento de los límites legales de contaminación por NO2 ante la CE. La pretensión es contar con un nuevo plazo, hasta el final de 2015, para poder seguir excediendo los límites legales de contaminación por NO2 sin consecuencias legales.
  • El ayuntamiento de Madrid puso en marcha el nuevo Plan de Calidad del Aire de la Ciudad de Madrid 2011-2015, que pese a su título fue aprobado a finales de abril de 2012 (16 meses después de finalizada la vigencia del plan anterior).
  • La  alcaldesa ha presentado el primer informe de seguimiento del plan de calidad del aire, ofreciendo cifras sobre inversiones ejecutadas. Ante esto, Ecologistas en Acción quiere poner de manifiesto que no se ha producido ninguna reunión de la ponencia técnica de la comisión de calidad del aire de la ciudad de Madrid, de la que forman parte científicos especializados en la materia, y organizaciones sociales interesadas como la nuestra, para valorar la marcha del plan.

En definitiva, para Ecologistas en Acción, cualquier intento serio de reducir los niveles de contaminación pasa por medidas decididas que disminuyan el uso del automóvil en la ciudad, como se viene haciendo desde hace años en otras capitales europeas. Hasta entonces, la práctica totalidad de la población de la ciudad de Madrid respira un aire perjudicial para la salud.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de