Los datos correspondientes al año 2010 publicados por el Ayuntamiento de Madrid (que son los que se utilizan en este informe que presenta Ecologistas en Acción), indican que, un año más, la calidad del aire de la capital sigue sin cumplir los valores límites marcados por la legislación europea.

En particular, para el dióxido de nitrógeno, el valor límite anual de contaminación para la protección de la salud humana está fijado en 40 microgramos/metro cúbico (µg/m3) de concentración media anual. Pues bien, 18 de las 24 estaciones que miden este contaminante rebasaron el valor límite anual, y el valor medio de la red (44 µg/m3) también superó el máximo legal.

Los datos no dejan lugar a dudas: en Madrid el factor más importante en el deterioro de la calidad del aire es el coche. La propia Estrategia Local de Calidad del Aire de la Ciudad de Madrid 2006-2010 determina que el 77% de los óxidos de nitrógeno provienen del tráfico, mientras que tienen este mismo origen el 72,8% de las PM10 y el 78,1% de las PM2,5.

Ecologistas en Acción recuerda que las condiciones durante 2010 eran muy buenas como para, si hubiera habido voluntad por parte del Gobierno municipal, conseguir reducir los límites de contaminación a niveles tolerables:

  • El consumo de combustibles ha continuado descendiendo durante el último año debido a la crisis económica (hasta noviembre de 2010, último dato disponible, y en comparación con los mismos meses de 2009, el consumo de combustibles en la Comunidad de Madrid se había reducido un 8% –10% las gasolinas y 7% el gasoil–), reducción que se acumula a la registrada en 2008 y 2009.
  • La meteorología ha vuelto a ser bastante inestable (en 2010 ha llovido en España un 26% más que la media), lo que también ayuda a la dispersión de contaminantes.

Además, hay que recordar que el Ayuntamiento de Madrid acometió a finales de 2009 una remodelación de la red de medición de la contaminación que eliminó las estaciones que aportaban peores registros. Por si esto fuera poco, se supone que la Estrategia Local de Calidad del Aire de la Ciudad de Madrid 2006-2010, una vez aplicada durante 5 años, debería haber conseguido que se cumpliera la ley para beneficio de la salud de los madrileños. Pero esta Estrategia no ha sido sino un reflejo de la actitud del Ayuntamiento, que no ha tenido la voluntad de acometer las medidas necesarias para solucionar este grave problema de salud pública. Recordar que hay estudios que estiman más de 2.000 muertes prematuras al año en la ciudad de Madrid por causa de la contaminación del aire.

Para Ecologistas en Acción, dado que la principal fuente de contaminación atmosférica en la ciudad de Madrid es el tráfico rodado, cualquier intento serio de reducir los niveles de contaminación pasa por disminuir el uso del automóvil en la ciudad.

Esta organización ecologista también anuncia que va a denunciar ante los tribunales al Ayuntamiento por su reiterada vulneración de la normativa de calidad del aire, para perjuicio de madrileños y madrileñas, que ven reducida su esperanza de vida en un rango que va entre los tres meses y los dos años.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de