El régimen de comercio de derechos de emisión de gases de efecto invernadero y el Plan Nacional de Asignación 2008-2012 constituyen herramientas básicas en la estrategia del Gobierno frente al cambio climático. El Plan Nacional de Asignación 2008-2012 fue aprobado como Real Decreto en noviembre de 2006.

El Plan considera la posibilidad de asignar derechos de emisión a nuevas instalaciones o a instalaciones que amplían su capacidad a lo largo del periodo 2008-2012. Estas instalaciones son lo que se conoce como nuevos entrantes.

Para la asignación de derechos de emisión a las instalaciones consideradas nuevos entrantes, se ha utilizado la metodología establecida en el Plan Nacional de Asignación en función del sector al que pertenece cada una.

Cabe también tener en cuenta que, según lo establecido en el Plan, un objetivo fundamental en la asignación a los nuevos entrantes es el fomento de las tecnologías menos contaminantes. Así, los derechos que se asignan a los nuevos entrantes no pueden ser proporcionalmente mayores que los asignados a instalaciones ya existentes dentro del mismo sector. La asignación se realiza teniendo en cuenta las mejores tecnologías disponibles, la capacidad de producción de la instalación y la utilización media de la capacidad de producción de las instalaciones ya existentes en el sector.

Instalaciones asignadas

En total, este grupo de nuevos entrantes viene conformado por 37 instalaciones, a las que se asigna un total de 5.771.203 derechos de emisión de gases de efecto invernadero.

A cada proyecto se le otorga una cuota máxima de utilización de créditos procedentes de mecanismos basados en proyectos que depende del sector de pertenencia: 42% de la asignación para el sector de generación y 7,9% de la asignación para todos los demás sectores.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de