Por Eva San Martín
esanmartin@ambientum.com

El 84% de los ciudadanos respiramos aire contaminado que supera los niveles de protección a la salud recomendados por la Organización Mundial de la Salud. Es la conclusión del informe Calidad Aire Estado español 2008, de Ecologistas en Acción, que analiza la calidad del aire por comunidades autónomas y por localidades. Esto significa que cerca de 38 millones de personas respiramos partículas contaminantes, de forma habitual.

La legislación nacional de calidad del aire nacional rebaja los límites de aire saludable, más permisiva con las partículas en suspensión que afectan al organismo. De esta forma, según la población afectado sería de un 35%, uno de cada tres españoles.

Partículas en suspensión y ozono

Los contaminantes que más problemas de salud originan en los ciudadanos, después de analizar los datos por regiones y municipios, son, por este orden, las partículas en suspensión (PM10 y PM2,5), el ozono troposférico (O3) y el dióxido de nitrógeno (NO2). “El contaminante más problemático son las partículas en suspensión, mientras que el principal contaminador es el tráfico”, señala el informe, que puede consultarse íntegro en la página de la asociación.

Límites incumplidos

Rebasar los límites de contaminantes en las atmósfera es una situación que, señala la asociación, “se vienen repitiendo de forma sistemática en los últimos años”. Aunque los datos de polución son ligeramente inferiores a los de 2007, Ecologistas atribuye el descenso a la crisis y no a las medidas de pureza del aire.

La reiteración de España en el rebasamiento de los límites permitidos ha hecho que la Comisión Europea abra un expediente sancionador. “El proceso, iniciado en enero de 2009, es un procedimiento de infracción contra España por el incumplimiento de la normativa sobre calidad del aire”, recuerda Ecologistas.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de