La calidad es excelente, su impacto mediomabiental es menor que el de las casas tradicionales ya que reducen de manera muy importante las emisiones de CO2, su coste material es igual o menor que el de una vivienda de construcción tradicional y su calidez y encanto son difíciles de igualar con cualquier otro material.

Las cualidades de la madera son muchas, entre ellas la sostenibilidad, su alta resistencia incluso frente al fuego, así como su fácil mantenimiento.

Este tipo de viviendas son perfectamente compatibles con las condiciones climatológicas de nuestro país, ya que una de sus principales virtudes es su capacidad de aislamiento, tanto a nivel acústico como a nivel térmico. Los resultados son: un mayor confort y un importante ahorro de consumo energético tanto en refrigeración como en calefacción.

La compañía especializada en construcción modular con estructura de entramado ligero de madera ARQUIMA nos presenta uno de sus proyectos: una casa de casi 300 m² ubicada en la localidad guipuzcoana de Aia, a 30 kilómetros de San Sebastián.

La pareja que habita la casa estuvo barajando diferentes alternativas de construcción y se decidió por la modular en madera ya que es más sostenible que la construcción tradicional y da mejores resultados en cuanto al aislamiento.

Según Iosu: “Nuestra vivienda, al tener un excelente aislamiento térmico, en invierno nos permite pasar solo con la estufa de leña sin necesidad de calefacción y en verano nos ofrece un ambiente más fresco. Acústicamente también está muy bien aislada y es muy confortable”.

La construcción pasiva también tiene muy en cuenta la orientación de los edificios o viviendas para sacar el máximo rendimiento a su ubicación.

“Llevamos dos años viviendo y disfrutando de la casa y la verdad es que está siendo todo positivo: la situación, su distribución interior, todo ha contribuido a mejorar nuestra calidad de vida. Tenemos una excelente iluminación, ya que está orientada hacia el sur, y eso nos permite aprovechar al máximo toda la luz solar”, comenta Oihana. 

Otra de las ventajas de la construcción en madera es la rapidez: el sistema constructivo desarrollado por  ARQUIMA permite levantar una vivienda en pocos días o semanas, cosa imposible para la construcción convencional.

ARQUIMA, con una dilatada experiencia en el mercado nacional y en proceso de expansión internacional, ha desarrollado dos sistemas constructivos, SEA y ARQUIMA-H, que le permiten fabricar cualquier tipo de proyecto de edificación, desde viviendas unifamiliares de una sola planta hasta edificios de cuatro plantas para cualquier tipo de uso.

El  SEA (Sistema Envolvente ARQUIMA) es un sistema modular con estructura de madera tradicional utilizado especialmente para la fabricación de viviendas unifamiliares y pequeños edificios de hasta dos plantas de altura. Se trata de un sistema basado en un entramado ligero de madera que ha sido mejorado hasta obtener un sistema sólido, seguro y rápido con el que construir viviendas de gran calidad a precios competitivos y en plazos muy reducidos. 
Sostenibilidad

ARQUIMA ofrece una alternativa sostenible para la construcción de edificios,  respetuosa con el medio ambiente y energéticamente eficiente que reduce el consumo excesivo de energía y de emisiones de CO2 en el planeta.

Estos resultados son posibles utilizando madera procedente de bosques gestionados de forma sostenible (PEFC y FSC), con un coste energético de transformación mínimo y con unas mínimas emisiones de CO2, para la construcción de edificios de consumo energético casi nulo (NZEB: Nearly Zero-Energy Buildings).



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de