Viviendas verdes

En 2020 la energía requerida tendrá que ser muy baja y la poca que se necesite deberá ser aportada por renovables localizadas en el propio edificio o en su entorno. "La edificación es consumidora de un 40% de la energía durante su uso y productora de un 30% de las emisiones de CO2; ambas son razones suficientes para actuar", explica Inés Leal, arquitecto y directora del Congreso de Edificios de Energía casi Nula. En el caso de los inmuebles públicos el plazo es 2018.

Pero, a diferencia de otros países, como Dinamarca o Austria, que ya han presentado sus planes para definir qué son estos edificios con un consumo de energía casi nulo, España va con retraso. El Ministerio de Fomento trabaja -actualmente en fase de audiencia pública- en un nuevo documento del Código Técnico de la Edificación (CTE) que, previsiblemente, se aprobará en julio de 2018 y entrará en vigor en 2019 y que perfilará los nuevos límites. Se estima que los inmuebles nuevos van a tener ahorros de energía entre el 60% y el 80% respecto a los tradicionales. En el caso de la rehabilitación, al menos un 40% o 50%.

Pero también se prevé que abra la puerta de par en par al autoconsumo. "La nueva regulación impulsará definitivamente el autoconsumo y la generación de energía eléctrica de los edificios, algo que en la actualidad es residual", cree Luis Cabrera, director de Energía y Sostenibilidad de CBRE España. "La obligación de tener energías renovables va a tener que modificar la normativa de autoconsumo y balance neto actual, para que sea más favorable al consumidor. Lo que no está tan claro es que la energía sobrante se pueda volcar en la red eléctrica", reflexiona Leal.

Mientras llega, y a pesar del vacío legal, en España ya existen decenas de edificios de consumo casi nulo promovidos por las administraciones públicas, por promotores privados y por cooperativas de viviendas que van más allá de las exigencias de la actual y tibia normativa de construcción española. "Son ya una realidad en nuestro país. El Congreso de Edificios de Energía casi Nula de 2016 demostró que la evolución del mercado en estos dos últimos años es realmente notable", apunta Leal. La cuarta edición de este congreso se va a celebrar en diciembre en Madrid y hasta la fecha ya hay más de 30 proyectos de este tipo listos para hacer su presentación oficial.

Dando ejemplo

Hay ejemplos por toda España de viviendas que apenas consumen energía. En régimen de cooperativa, el más relevante son los 80 pisos de Arroyo Bodonal en Tres Cantos (Madrid), que ha logrado el máximo reconocimiento internacional por su sostenibilidad ecológica y energética. Algunas comunidades autónomas están siendo punta de lanza, como la vasca. Y también la navarra, que ha firmado un acuerdo para promover estos inmuebles en la Comunidad Foral.

También el sector privado está dando ejemplo. Hay promotoras y constructoras regionales que ya están centradas en esta forma de construir, como Domeño, de Pamplona; o Grupo Lobe, de Zaragoza. Detrás del Edificio Valdecero, en Valdemoro (Madrid), está Geoh, un grupo inmobiliario especializado en viviendas bioclimáticas. El bloque consigue un ahorro del 90% de la energía: de pagar 785 euros al año en calefacción se pasa a 50 euros. La entrega está prevista para 2018.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de