El acto ha servido de marco para la entrega de los Premios a las Mejores Prácticas de Udalsarea 21, Red Vasca de Municipios hacia la Sostenibilidad, que en esta cuarta edición han recaído en Elgoibar, Legazpi, Zumarraga, Debabarrena y Nerbioi Ibaizabal.

El principal objetivo de la Jornada ha sido debatir sobre el papel de los municipios en el impulso de la sostenibilidad, y sobre la importancia de la creatividad y la innovación para afrontar los retos que se presentan en esta materia. La meta común: abrir nuevas líneas de trabajo para seguir avanzando en el camino hacia la sostenibilidad.

Stefan Kuhn, Director de Gobernanza Urbana de ICLEI Europa, Red Internacional de Gobiernos Locales por la Sostenibilidad, ponente destacado de la jornada, detalló algunas de las conclusiones alcanzadas en la Cumbre Río+20, celebrada el pasado mes de junio en la ciudad brasileña. Entre ellas, la que resume una de las frases que compusieron el discurso de Ban Ki-Moon, Secretario General de la ONU: "Los países son la suma de sus ciudades".

Impulso y esperanza

El objetivo es "que las y los ciudadanos no solo consuman recursos, sino que sean capaces de producirlos", explicó Stefan Kuhn, que advirtió que en ese proceso deben estar involucrados desde la sociedad civil y las autoridades locales y regionales. Son precisamente éstas últimas las que "en los últimos tiempos han dado más esperanza e impulso a la sostenibilidad, incluso más que las administraciones nacionales", ha apuntado.

Copenhague, recientemente elegida European Green Capital 2014, es uno de los ejemplos más relevantes de la importancia de la labor de los entes locales y de la propia ciudadanía para la sostenibilidad. Así lo ha explicado Jørgen Lund, Director de Gestión Técnica y Ambiental de Københavns Kommune, que ha desvelado que las autoridades locales han puesto en marcha un plan para convertir a la ciudad en una urbe neutra en emisiones de carbono en 2025.

Con este objetivo se desarrollarán actuaciones en materia de movilidad que permitirán aumentar el uso de la bicicleta del 40% actual a un 50%, y la inclusión de vehículos eléctricos o de combustible biodisesel. También se implementarán los parques eólicos y se construirán nuevos "huertos" de aerogeneradores, incluso urbanos; y se introducirán medidas para aumentar el uso de materiales reciclables. Actualmente la capital alcanza un índice de reciclaje superior al 60%.

Economía verde

"Todo ello hace de Copenhague la mejor ciudad del mundo para los ciclistas, y hará de ella un lugar donde la gente quiera vivir, trabajar. Una ciudad que se desee visitar y en la que además se generarán hasta 30.000 empleos, muchos de ellos relacionados con empresas dedicadas a las tecnologías verdes. Éstas han experimentado un crecimiento del 75% en los últimos años", ha anunciado Jørgen Lund.

El papel de la ciudadanía ha sido y es fundamental para implementar la sostenibilidad. "Para nosotros, los holandeses, ha sido fácil porque muchas cosas están en nuestra cultura, como por ejemplo el uso de la bici. En Copenhague, la ciudadanía se siente orgullosa de lo que tiene", ha reconocido el experto. En este sentido, Lund apuntó que en otras ciudades "habría que montar la sostenibilidad en base a la cultura de cada una de ellas".



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de