El acuerdo permitirá ayudar a las organizaciones de beneficencia en la distribución de alimentos, ropa y otros bienes de primera necesidad.
 
Hemos alcanzado nuestros objetivos clave en las negociaciones con la Comisión y los Estados miembros: aumentar el presupuesto desde los 2.500 a los 3.500 millones de euros para fortalecer el papel de las organizaciones de lucha contra la pobreza en el diseño, la ejecución y el seguimiento del programa y simplificar los trámites administrativos.

El nuevo programa es la primera iniciativa europea que trata de llegar a las personas que sufren pobreza extrema en todos los Estados miembros, ha dicho la ponente Emer Costello (S&D, Irlanda). El texto ha sido aprobado con 592 votos a favor, 61 en contra y 31 abstenciones.
 
No a los recortes
 
Gracias al Parlamento, se mantendrá el presupuesto de 3.500 millones de euros para el periodo 2014-2020, la misma cantidad que se asignó al Programa europeo de ayuda alimentaria para los más necesitados en el periodo 2007-2013. Los Estados miembros plantearon en un principio un recorte de 1.000 millones de euros. 

Mayor alcance
 
El nuevo programa cubrirá a todos los países de la UE y reemplazará el programa europeo de ayuda alimentaria. El alcance del nuevo fondo se amplía para incluir dos programas para la distribución de comida y otros bienes de primera necesidad, como ropa y material escolar, así como para financiar medidas de inclusión social para las personas más pobres de la UE.
 
El fondo también apoyará las donaciones de comida y, en particular, su recogida, transporte y distribución, para contribuir a la reducción del desperdicio de comida.
 
Cofinanciación 
El texto incluye la propuesta del Parlamento de fijar una tasa de cofinanciación europea del 85 por ciento. En el caso de los países más afectados por la crisis, podrá incrementarse hasta el 95 por ciento. Esta tasa es la porción de gasto que paga la UE y el resto deberán asumirlo los países.
 
Próximos pasos
 
El Consejo todavía tiene que aprobar formalmente el texto, aunque se aplicarán medidas transitorias para evitar la interrupción del suministro de ayuda para los más desfavorecidos.
 
Contexto 

En 2011, cerca de un cuarto de los europeos (alrededor de 120 millones) estaban en riesgo de pobreza o exclusión social, cuatro millones más que el año anterior. El Parlamento Europeo luchó en 2011 por prolongar el programa de ayuda alimentaria, mientras que algunos Estados querían retirarlo para ahorrar dinero.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de