¿Tendrá anillos Marte?

Marte no tiene anillos alrededor, pero puede que los tuviera en el pasado y algún día los volverá a tener. Andrew Hesselbrock y David Minton, dos científicos de la Universidad Purdue, proponen esta teoría, publicada el 20 de marzo en Nature Geoscience. "Fobos y Deimos, las dos lunas de Marte, pudieron formarse a partir de un anillo de desechos procedente de un impacto, pero explicar sus orígenes a partir un impacto gigante único ha resultado difícil", observan.

Minton dice que "la órbita de de Deimos no ha experimentado muchos cambios desde que se formó", pero en cambio resulta improbable que Fobos haya permanecido inalterable desde que se originó hace 4.300 millones de años.

La cuenca Borealis, situada en el hemisferio norte de Marte y que cubre el 40% del planeta, probablemente fue creada por un gran impacto que expulsó suficiente material de la superficie marciana como para formar un anillo alrededor del planeta. El modelo científico desarrollado por Hesselbrock y Minton sugiere que los desechos marcianos formaron un anillo que se desplazó y dispersó hacia el exterior hasta que se agrupó y finalmente se formó una luna. 

La fuerza gravitatoria de Marte acabó atrayendo esta luna a lo largo del tiempo hasta que se aproximó al límite de Roche, la distancia a partir de la cual se acaba desintegrando un cuerpo celeste debido a las fuerzas de marea. Y este ciclo de creación y destrucción se ha repetido en Fobos entre tres y siete veces a lo largo de millones de años. Fobos se está acercando a Marte y, dentro de unos 70 millones de años, cuando alcance el límite de Roche, se desintegrará y se formará un conjunto de anillos alrededor de Marte.

La luna conocida como Fobos ha ido perdiendo tamaño cada vez que se ha desintegrado y se ha reformado a partir del anillo resultante, pues una parte del material ha caído sobre la superficie marciana. Esto explicaría los enigmáticos depósitos sedimentarios que se han detectado cerca del ecuador de Marte. Este proceso habría ocurrido únicamente en Fobos y no en Deimos, el más pequeño y externo de los dos satélites de Marte.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de