España es el país con mayor esperanza de vida de Unión Europea

España es el país con mayor esperanza de vida de Unión Europea

Se debe principalmente a la reducción de la mortalidad de las personas mayores de 65 años que viven una media de 21 años más, y además el 45% de ellos, se viven sin discapacidad. España ha ganado casi cuatro años de esperanza de vida al nacer en los últimos 15 años: en el año 2000, la cifra estaba en 79,3 años.

Todos estos datos se observan en el “Informe sobre el Estado de la Salud en la UE 2017”, y el correspondiente a España, “Informe sobre la Salud en España 2017”, que fueron presentados oficialmente este jueves 23 de noviembre en Bruselas. Tres días antes, los resultados se dieron a conocer en Madrid, de la mano del director general de Salud y Seguridad Alimentaria de la Comisión Europea, Xavier Prats. Según explicó este experto, los informes son un paso importante en el ciclo bienal del estado de salud en la UE y reflejan una visión general para la toma de decisiones políticas y de los sistemas de salud en la UE y en los Estados miembro.

Causas de muerte y factores de riesgo

En España, la mayoría de las muertes se deben sobre todo a las enfermedades cardiovasculares que siguen siendo también la primera causa de muerte en toda Europa, y al cáncer: ambos motivos suponen más del 60% de todas las muertes.

Por sexos, observamos que con respecto a las mujeres, son las enfermedades del corazón (33%) la primera causa de muerte, seguida del cáncer (21%) y de las enfermedades del sistema nervioso, incluido la demencia (14%). En los hombres, el cáncer es la primera causa (32%), seguido de las patologías cardiovasculares (27%) y de las enfermedades respiratorias (15%). Las muertes por Alzheimer y otras demencias están creciendo en los últimos años.

Por otro lado, el tabaco, el alcohol, los riesgos alimentarios y la inactividad física son los factores de riesgo por comportamiento determinantes en nuestra salud: el 25% de las enfermedades en España en el año 2015, podría atribuirse a ellos. Los datos de este informe señalan que a pesar de que mucha gente en nuestro país ha ha dejado de fumar, todavía el 23% de la población lo hace a diario; eso sí un 10% menos que a principios de siglo (32%). Pero no es así en el consumo de alcohol: en España, un 9% de la población realiza un consumo de alcohol masivo ocasional cifra bastante inferior a la media en Europa (20%).

Con respecto a las tasas de sobrepeso y obesidad, éstas han aumentado de forma considerable durante la pasada década, y son actualmente, más altas que la media europea. En 2001, uno de cada ocho adultos españoles sufría obesidad, en 2014, uno de cada seis. Todo ello asociado a la inactividad física que hay entre la población adulta: menos del 50% aseguraron hacer actividad física moderada todas las semanas, lo que se corresponde con la segunda tasa más baja de Europa, después de Rumanía.

En relación a los adolescentes, a pesar de que la tasa de actividad física, está por encima de la media europea, las cifras de sobrepeso y obesidad han crecido en la última década. A principios de los 2000, la tasa se situaba en un 16%, y en 2013-2014, en un 20%, porcentaje mayor que la media en Europa (18%).



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de