Coliseo de Roma
El Coliseo de Roma se apagará en “La Hora del Planeta”

Ayer se presentó en todo el mundo “La Hora del Planeta” 2009, una iniciativa de WWF que pretende demostrar a los gobiernos, ciudadanos y empresas que es posible una acción conjunta contra el cambio climático. La campaña culminará el próximo 28 de marzo de 2009 entre las 20:30 y las 21:30 horas, momento en el que mil ciudades apagarán las luces de sus edificios más emblemáticos. Durante esta hora, se promoverán diferentes actividades de sensibilización sobre el calentamiento global en las que se pretende implicar a mil millones de personas.

El lanzamiento de esta propuesta de acción internacional se produce en el contexto de la XIV Conferencia de Cambio Climático de la ONU, que se celebra hasta el próximo sábado en Poznan (Polonia), y donde se analiza la situación del calentamiento global, para sentar las bases del documento que dará continuidad al Protocolo de Kyoto más allá de 2012.

Conoce más sobre la convocatoria en www.earthhour.org

Acción ante la crisis ambiental

En una época de crisis y preocupación ante la situación económica y ambiental, WWF ofrece la posibilidad de pasar a la acción, en una campaña que marcará la diferencia respecto a sus dos ediciones anteriores. Este año, más de 60 países se implicarán en este gran evento para luchar contra el cambio climático, y se prevé un gran incremento respecto a la participación ciudadana en 2008, cuando 50 millones de personas se unieron en La Hora del Planeta y se apagaron edificios simbólicos como El Coliseo de Roma, El Parlamento de Budapest y El Puente de San Francisco.

El próximo 28 de marzo, una vez más, edificios y monumentos emblemáticos de Europa, Asia, Australia, Oriente Medio y América apagarán sus luces. En España, ciudades importantes como Madrid, Barcelona, Sevilla, Bilbao, Zaragoza o Granada ya han manifestado su interés en adherirse a esta campaña. Además, personalidades del mundo de la cultura y grandes empresas también se sumarán al acontecimiento.

Según WWWF el cambio climático es probablemente el problema más grave al que se enfrenta nuestro planeta. En España, las emisiones de dióxido de carbono son de casi 10 toneladas por persona al año. Además, el incremento de las temperaturas está teniendo efectos dramáticos, como el derretimiento de glaciares o el aumento en intensidad y frecuencia de huracanes. Desde 1990 se han registrado los 10 años con las temperaturas más altas y el año 2006 ha sido el más caluroso. Asimismo, el casquete de hielo del Polo Norte ha disminuido hasta los niveles más bajos de la historia y varios estudios demuestran que dos terceras partes de la población de osos polares desaparecerán para el 2050.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de