Lo hizo durante la sesión de apertura de la Conferencia de las Partes de la Convención de las Naciones Unidas de lucha contra la Desertificación (CNULD), que se celebra en la capital de Argentina hasta el 2 de octubre. La Convención de Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (CNULD) se creó en París el 17 de junio de 1994 y entró en vigor el 26 de diciembre de 1996. Actualmente 193 países se han incorporado a la misma

El subdirector del MARM destacó, además, que es "imprescindible establecer las causas, efectos e impactos de la desertificación", ya que se trata de un "problema económico, social y medioambiental" que afecta a numerosos países de todas las regiones del mundo, espcialmente a los de la vertiente mediterránea.

La desertificación en España

El 18 % de la superficie de nuestro país presenta riesgo grave o muy grave de desertificación, por lo que España fue uno de los primero países en ratificar la  CNULD. Por otra parte, desde 2007 contribuye económicamente a la lucha contra la desertificación en países en vías de desarrollo.

El MARM señala como principales causas de la desertificación el régimen de precipitaciones intermitentes existente en nuestro país (sequías estacionales y lluvias súbitas de gran intensidad). Y también las pérdidas de la cubierta forestal a causa de incendios, la salinización o la sobreexplotación de los acuíferos.

En 1981 se puso en marcha el Proyecto LUCDEME (Proyecto de Lucha contra la Desertificación en el Mediterráneo), actualmente vigente y desarrollado por la Dirección General de Medio Natural y Política Forestal del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de