En concreto, la retención del dióxido de carbono suele realizarse de forma natural en determinadas formaciones geológicas, así como atrapado en el mar o incorporado como alimento para las plantas.

Las investigaciones que desarrolla en CSIC “se centrarán en la captura de CO2 por el proceso carbonatación-calcinación”, con el que los investigadores quieren reducir las emisiones de metales tóxicos y otros procesos de mitigación de emisiones de CO2.

Plan de Carbón

El proyecto se enmarca dentro del Plan del Carbón del ministerio, que persigue incorporar medidas de I+D+i en el uso del carbón nacional “mediante la adecuación de las explotaciones de carbón a las exigencias medioambientales” y el uso de tecnologías más eficientes de “combustión limpia”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de