En primer lugar, una nueva coalición de organizaciones intergubernamentales, privadas y de la sociedad civil se dedicará a salvar los arrecifes de coral que, según los científicos, enfrentan su casi completa extinción para mediados de este siglo.

Además, representantes de más de cien países hacen parte del Convenio sobre la Diversidad Biológica y se reunieron en Egipto la semana pasada para comenzar un proceso de dos años con el objetivo de adoptar un marco global para proteger la biodiversidad, que incluye los arrecifes de coral en todo el mundo.

“Para quien quiera que ponga la cabeza bajo las olas está claro que el destino de los arrecifes de coral del mundo está en juego en este momento. Estas explosiones submarinas de color y vida enfrentan un futuro extremadamente sombrío”, aseguró Erik Solheim, jefe de ONU Medio Ambiente.

Estos arrecifes proporcionan alimentos y medios de vida a cientos de millones de personas en todo el mundo, apoyan a más de una cuarta parte de toda la vida marina y protegen a las comunidades y las costas de los desastres naturales, y si no se toman medidas urgentes, podrían perderse para siempre.

Las amenazas de los arrecifes de coral

El último informe del IPCC publicado en octubre de 2018 predice que, incluso con las acciones más fuertes requeridas para estabilizar la temperatura de la superficie global a 1,5°C por encima de los niveles preindustriales, en las próximas décadas se perderá del 70 al 90 por ciento de los arrecifes de coral. Si no se toman medidas contra el cambio climático se producirán pérdidas aún mayores.

Sin embargo, la reducción de amenazas no climáticas tiene el potencial de mejorar la recuperación de los arrecifes de coral después de impactos como eventos de blanqueamiento, y de ayudar a conservar los corales que enfrentan un estrés térmico sin precedentes.

Por consiguiente, la pesca excesiva, la contaminación y el desarrollo costero han causado grandes pérdidas de arrecifes de coral en los últimos 30 años. Tomar medidas ambiciosas a nivel mundial, nacional y local, para cumplir objetivos políticos significativos con los que proteger los arrecifes de coral, son esenciales para salvar a los arrecifes de coral del colapso.

“Las expectativas para esta coalición no podrían ser mayores. La protección de los arrecifes debe convertirse en una prioridad global. Los corales necesitan un mejor trato”, recalcó Solheim.

El mundo en acción

El príncipe Alberto II de Mónaco participa del foro y anunció una Reunión General de la Iniciativa Internacional sobre los Arrecifes de Coral, que se realizará en el principado en diciembre.

“Me complace ver que el problema de los arrecifes de coral está recibiendo la atención que merece. Ahora nos acercamos al horizonte 2020 y necesitamos enfocarnos en estrategias para la conservación efectiva de los arrecifes de coral y apoyar a las personas que dependen de ellos… La reunión será un paso importante y mi deseo es que conduzca a la adopción de un programa de acción práctico, eficaz, ambicioso y realista”, dijo a ONU Medio Ambiente.

Finalmente, la nueva coalición de arrecifes de coral está construyendo un enfoque de defensa y comunicación para activar a una comunidad global y apoyar las acciones audaces de líderes en el gobierno y el sector privado.

Fuente: ONU,

Articulo de referencia: https://news.un.org/es/story/2018/11/1445761,