Dublín, Irlanda

Según el estudio que será publicado por el instituto británico Centre for Alternative Technology (CAT), el 91 por ciento de la población británica ha considerado o consideraría generar electricidad fotovoltaica en casa. Este estudio manifiesta la gran concienciación ecológica que está adquiriendo la población británica.

El estudio también desvela que la compra de un sistema fotovoltaico sería más fácil si se introdujera una buena tarifa de inyección al estilo europeo. El gobierno británico se ha comprometido a introducir una tarifa de inyección en el Reino Unido en 2010, aunque el precio que se pagará por la energía solar todavía no ha sido determinado.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de