Causa

¿Pero a qué se debe la expansión de las zonas muertas? El cambio climático, producto de la actividad humana, es el principal responsable sobre todo en aguas abiertas. Como las aguas cálidas tienen menos oxígeno, a medida que las aguas superficiales se calientan, el oxígeno tiene más dificultad para llegar a las profundidades del océano.

Por otro lado, cuando el agua es más cálida, los animales respiran más rápido y esto, a su vez, hace que utilicen más oxígeno en menos tiempo. En las aguas costeras, el problema principal son los nutrientes que se emplean en la agricultura y que llegan al océano.

Nutrientes como el fósforo, presentes en los fertilizantes y abono para las plantas, se cuelan en los ríos. Al llegar al mar provocan el crecimiento desmedido de algas que, al morir y descomponerse, absorben enormes cantidades de oxígeno.

Soluciones

Por si los efectos mencionados antes no fueran suficientes, la falta de oxígeno puede además impulsar al océano a liberar sustancias químicas peligrosas como por ejemplo óxido de nitrógeno, un gas con efecto invernadero 300 veces más poderoso que el dióxido de carbono. No obstante creen que es un problema que tiene solución.

"Frenar el cambio climático requiere un esfuerzo global, pero incluso las acciones locales pueden ayudar con el declive de oxígeno provocado por el exceso de nutrientes", señaló Breitburg.

Además de implementar medidas para frenar el calentamiento global, los expertos creen que se pueden crear áreas marinas protegidas o zonas donde se prohíba la captura en áreas que los animales usan para escapar del bajo nivel de oxígeno.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de